El pez ángel no precisa una alimentación especial ni su cuidado es complicado.
Para utilizar únicamente con el texto adjunto y mencionando el siguiente crédito.
Foto: Andrea Warnecke Foto: Andrea Warnecke/dpa-tmn/dpa - Use solamente con el acuerdo por escrito

En muchos hogares ocurre que se compra con mucha ilusión algún pez y los accesorios para crearle un ambiente adecuado, sin embargo muy pocas veces esto dura mucho tiempo, casi siempre el pez no sobrevive a su nuevo hábitat por diferentes razones.

Hay una especie de pez que se ha considerado perfecto para quienes comienzan a interesarse en los acuarios o peceras, es el escalar, también llamado pez ángel.
No es un pez problemático en lo que se refiere a la alimentación, no necesita un entorno especial y su cuidado tampoco es complicado. Lo que sí es importante es proporcionarle una pecera con la medida correcta.

 

“Debe tener al menos un metro de largo y 50 centímetros de alto”, explica Peter Hölterhoff, presidente de la Asociación Berlinesa de Acuarios Anubias. Una pecera de este tamaño precisa de unos 250 litros de agua.

 

El escalar o pez ángel tolera por lo general el agua del grifo. El pH debe ser de entre 7 y 7.5. Se recomienda poner plantas de hojas grandes y raíces en el acuario para que las use como lugar de retiro.


Fuente: dpa

Comentarios: