Juego de pelota maya.

En el antiguo idioma maya, Piitz quería decir “jugar”. En la actualidad se le llama “juego de pelota” a esta práctica.

Este juego se realizaba entre los gobernadores o Ajaw y servía para agradar a los dioses. Tenía un significado ritual, posiblemente relacionado con los héroes gemelos de Popol Wuj. También era jugado por diversión, así lo contaron los españoles que describieron las costumbres mayas en la época de la conquista. Cuando los Ajaw se reunían, jugaban juntos como señal de amistad entre dos pueblos.

Es muy difícil saber qué reglas tenían para jugarlo en la antigüedad. En algunas versiones conocidas, la pelota debía rebotar sin cesar y solo se podía golpear con las caderas. La pelota era de hule, bastante pesada, por eso los jugadores llevaban ropa especial como protección contra los golpes. Muchos sitios arqueológicos tienen canchas especiales para este juego.

Tomado del proyecto educativo Ixtz’unun de Prensa Libre. Autora Mélanie Forné.

 

Comentarios: