Cristo Negro de Esquipulas

La palabra romería se refiere al viaje o peregrinación de muchas personas que se dirigen hacia algún santuario para venerar a una Virgen o Santo.

Tiene su origen en la palabra romero, como se le llamaba anteriormente a cada peregrino que viajaba a Roma, centro del catolicismo desde hace muchos siglos.

Cada año, en los días cercanos al 15 de enero, en Guatemala se realiza una peregrinación de devotos al Cristo Negro de Esquipulas, que se dirigen a su santuario para venerarlo. Lo hacen desde diferentes puntos de Guatemala y algunos, desde otros países. Esta romería constituye una de las más famosas de América y del mundo.

La primera romería se efectuó de octubre a marzo de 1595, el primer peregrino fue el Cristo Negro, cuando salió del taller de su escultor Quirio Cataño en Santiago de Guatemala hacia Esquipulas. Se dice que cuando paraba por los pueblos, hacía milagros en su recorrido. En algunos lugares, la gente pedía que la bella imagen permaneciera una noche para bendecir a sus habitantes.

Antes las romerías se hacían a pie y podían prolongarse hasta por un mes. Recorrían caminos difíciles de transitar especialmente para niños y ancianos.

La historia de esta imagen se remonta a 1594, época en la que los antiguos habitantes indígenas de Esquipulas decidieron mandar a esculpir una imagen de Jesús crucificado, de quien tanto les habían hablado los evangelizadores. Como en ese año la cosecha de algodón fue buena, reunieron la suficiente cantidad de dinero para hacerlo. Fue encargado al escultor portugués Quirio Cataño, quien lo entregó el 4 de octubre de ese año. El Cristo fue llevado al templo el 9 de marzo de 1595, fecha en la que se le empezó a venerar.


Fuente: diccionario Rae, Colección Fiestas de Guatemala de Prensa Libre, Un recorrido hacia la fe, Brenda Martínez, Prensa Libre.

Comentarios: