Primavera, verano, otoño e invierno son las cuatro estaciones del año.

Por Stefanie Paul (dpa)     El verde de los árboles, el calor insoportable o el frío de la nieve. Todo tiene que ver con la relación entre la Tierra y el sol. De ella dependen las diferentes estaciones del año.   La Tierra rota sobre sí misma y produce así el cambio del día […]

Por Stefanie Paul (dpa)

 

 

El verde de los árboles, el calor insoportable o el frío de la nieve. Todo tiene que ver con la relación entre la Tierra y el sol. De ella dependen las diferentes estaciones del año.

 

La Tierra rota sobre sí misma y produce así el cambio del día y la noche. Gira sobre un eje que te puedes imaginar como una varilla que va del Polo Norte al Polo Sur. A la vez gira la Tierra en torno al sol. Tarda 365 días en dar la vuelta completa. Es lo que llamamos un año.

 

El eje de la rotación día/noches está inclinado con respecto al plano de su giro anual en torno al sol. Y permanece siempre igual. Así es que durante una parte de ese giro permanece una punta del eje más cerca del sol, luego quedan de costado ambas puntas igual de distantes del sol, y después pasa la otra punta a estar más cerca.

 

Las regiones más cercanas a la punta del eje imaginario más cercana al sol pasan tiempos de más calor. Es lo que llamamos verano. Las que quedan más lejos reciben menos de ese calor. Allí es entonces invierno.

 

Lo puedes probar fácilmente. Solo necesitas una hoja de papel y una linterna. Si iluminas la hoja directamente desde arriba, verás que la luz da sobre un punto pequeño del papel. Así es la luz del sol en verano. ¿Pero qué ocurre si iluminas la hoja con un rayo inclinado desde un costado?

 

Sí, los rayos de luz se distribuyen entonces sobre una superficie mucho mayor, aunque generando algo menos de claridad. Menos luz también significa menos energía, menos calor. En la Antártida caen aun en verano los rayos de forma casi horizontal. Los rayos solares prácticamente pasan de largo de toda posibilidad de calentar el suelo. Así es que hay luz, pero no llega a hacer calor y el hielo permanece.

 

¿Qué pasa en el Ecuador?

Hay ciertas regiones de la Tierra en las que siempre se mantiene el clima igual, allí no hay estaciones del año. Son los países que están sobre la línea del ecuador, una línea imaginaria que divide a nuestro planeta en una mitad al norte y otra al sur.

 

Los rayos del sol dan siempre en forma vertical sobre la franja del ecuador, durante todo el año. Y el día y la noche se mantienen iguales también durante los 365 días del año: 12 horas de día y 12 horas de noche.

 

En vez de cuatro estaciones, allí hay una época de lluvia y otra de sequía.

 

Comentarios: