'

Tomado del libro: Poemas escogidos para niños.

Fecha hermosa, la nación

su noble perdón levanta

y todo sonríe y canta

a ,los pies de este pendón.

No fue el rugiente cañón,

ni el exaltado guerrero

quienes en combate fiero

nos dieron la Independencia:

Fue la ley de la conciencia

y no el filo del acero.

Ajenos de torpe saña,

de hondos rencores ajenos

nos despedimos serenos

de entre los brazos de España.

Y el odio que el alma empaña

no vino de este acto en pos;

las dos naciones, las dos

que estrechara férreo lazo

se unieron en tierno abrazo

y se dieron el adiós.

Autor: Máximo Soto Hall

 

 

Autor: Francisco Morales Santos