Que te aplaude el mar, Tecún y no yo. Que un retumbo de la tierra te aplauda, y no yo, que no tengo tantas manos, ni tambor como la tierra y el mar. Pero nadie te ame más que yo. Que el abismo de mi alma cabe tu sangre, Tecún. Nadie tiene más amor para […]

Que te aplaude el mar,

Tecún y no yo.

Que un retumbo de la tierra

te aplauda, y no yo,

que no tengo tantas manos,

ni tambor

como la tierra y el mar.

Pero nadie te ame más

que yo.

Que el abismo de mi alma

cabe tu sangre, Tecún.

Nadie tiene más amor

para ti,

que yo.

Autora: Ligia Bernal de Samayoa

Tomado del libro: Poemas escogidos para niños.

Autor: Francisco Morales Santos

Comentarios: