Hoy en día las tecnología evoluciona rápidamente, pero hace 40 años cuando la empresa Apple nació, muy pocos creyeron en las ideas de sus fundadores. Y actualmente sus productos como el iPhone, el iPad, el iPod o el iMac son conocidos y muy populares alrededor del mundo. Todo empezó en 1971 cuando Steve Jobs, un […]

Hoy en día las tecnología evoluciona rápidamente, pero hace 40 años cuando la empresa Apple nació, muy pocos creyeron en las ideas de sus fundadores. Y actualmente sus productos como el iPhone, el iPad, el iPod o el iMac son conocidos y muy populares alrededor del mundo.

Todo empezó en 1971 cuando Steve Jobs, un alumno de secundaria de entonces 15 años, se hizo amigo de Steve Wozniak, un estudiante universitario cinco años mayor que él. Wozniak era un apasionado desarrollador que destacó como genio de la electrónica, y Jobs una visión muy definida de cómo se podría cambiar el mundo con ayuda de la tecnología y ganar dinero con ello.

En el garaje de la casa de Jobs, los dos jóvenes empezaron a ensamblar computadoras y el 1 de abril de 1976, fundaron una empresa de computación a la que pusieron como nombre Apple.

En sus 40 años de historia, Apple ha pasado por varios altibajos, incluyendo la casi quiebra de la compañía y el retiro forzada de Jobs como presidente en 1985, cargo que recuperaría en 1997. Y fue en esa segunda etapa que modernizó los modelos de las computadoras de Apple. En 1998 salió el primer iMac que estaba orientado a Internet y encontró un gran número de compradores gracias a su insólito diseño. En 2001, Apple sorprendió al mundo con un reproductor de MP3 bautizado iPod. Luego le seguiría la plataforma de música iTunes.

Pero su jugada maestra fue en 2007 cuando, en una presentación inolvidable Jobs revolucionó la industria de la telefonía móvil presentando el primer iPhone. El iPad fue la última presentación de Jobs, quien murió en 2011. Le siguió en el cargo Tim Cook, que en 2014 presentó otro producto revolucionario, el Apple Watch, un reloj con diversas aplicaciones y conexión a Internet.

Sin duda es una historia de éxito y perseverancia ¿no crees?

Comentarios: