'

  Nació en 1900 en Guatemala. Sus padres fueron: A. H. Gehrke de nacionalidad inglesa y Magdalena de María, mexicana de padres germano-españoles.   En 1904 Carmen se mudó con sus padres a Londres y comenzó a pintar a los nueve años. Desde esa edad obtuvo varios premios por sus acuarelas. Se especializó en dibujo […]

 

Nació en 1900 en Guatemala. Sus padres fueron: A. H. Gehrke de nacionalidad inglesa y Magdalena de María, mexicana de padres germano-españoles.  

En 1904 Carmen se mudó con sus padres a Londres y comenzó a pintar a los nueve años. Desde esa edad obtuvo varios premios por sus acuarelas.

Se especializó en dibujo y acuarela en el Polytechnic Art School de Regent Street.

En 1923 regresó a Guatemala y dos años después se casó con el noruego Leif Lind Pettersen. Se establecieron en la finca El Zapote en Escuintla, en las faldas del volcán de Fuego.

En 1976 publicó su libro Mayas de Guatemala (The Maya of Guatemala: Life and Dress), que contiene descripciones y pinturas de trajes típicos de diversas comunidades de Guatemala.

Ese mismo año, el Gobierno de Guatemala le otorgó la Orden del Quetzal por la publicación de su libro.

Actualmente se encuentra una exposición permanente de sus pinturas en el Museo Ixchel del Traje Indígena de Guatemala, ubicado en la zona 10 de la ciudad de Guatemala.

Carmen Pettersen murió en 1991.

Características de su obra

 

Carmen Pettersen heredó de sus padres el interés por la pintura por lo que se especializó en dibujo y acuarela.

Luego de casarse se mudo a la finca El Zapote en Escuintla rodeada de su familia, los trabajadores indígenas, plantaciones de café y de cinchona, que es de donde se obtiene la quina.

Para ella, las vistas de la costa sur fueron su inspiración para pintar numerosos paisajes. Además, realizó varios retratos de su familia y amigos.

A sus 70 años notó que la calidad de los tejidos de los trajes indígenas se estaba deteriorando muy rápidamente y en algunos pueblos ya se usaban telas de fábrica, por ello, decidió pintar los trajes distintivos de diversas comunidades mayas, situadas en su mayoría en el Altiplano. Estos trajes fueron utilizados por diferentes comunidades en la década de 1940 hasta 1975.

En cada cuadro, la artista refleja la apariencia, la forma de vestir y de cómo vivía cada comunidad. Ella misma aseguraba que los personajes obtenían un gran cambio que favorecía grandemente su apariencia al lucir los trajes tradicionales en lugar de vestir otros atuendos.       

En 1976, la serie de 61 acuarelas de trajes típicos fue publicada en el libro Mayas de Guatemala escrito por ella misma y que fue donado junto con las pinturas al Museo Ixchel del Traje Indígena de Guatemala.