En realidad, los peces no duermen. Descansan adormecidos y conservan los ojos abiertos, pues como no tienen párpados, no pueden cerrar los ojos.

En realidad, los peces no duermen. Descansan adormecidos y conservan los ojos abiertos, pues como no tienen párpados, no pueden cerrar los ojos.

Comentarios: