'

Las alfombras guatemaltecas son de carácter colectivo. Familias completas las elaboran en diferentes calles, zonas y departamentos de Guatemala. Las personas que trabajan en ello, hacen la confección de moldes, el teñido del serrín y la elaboración de la alfombra. Sobre ellas debe pasar el anda con la imagen religiosa que sale en procesión. Las […]

Las alfombras guatemaltecas son de carácter colectivo. Familias completas las elaboran en diferentes calles, zonas y departamentos de Guatemala.

Las personas que trabajan en ello, hacen la confección de moldes, el teñido del serrín y la elaboración de la alfombra. Sobre ellas debe pasar el anda con la imagen religiosa que sale en procesión.

Las de mayor dimensión se realizan durante la Cuaresma y la Semana Santa.

Las más espléndidas y elaboradas alfombras son las de La Antigua Guatemala, lugar donde se originaron y de donde irradiaron a la Nueva Guatemala de la Asunción, así como al resto de pueblos y ciudades.

Alfombras de flores y frutos combinadas con serrín, en las que se recrean símbolos religiosos barrocos, son ejemplo del colorido y creatividad de las y los guatemaltecos, así como de su profunda religiosidad.