Homínidos encontrados

La teoría Darwinista dio origen a una gran serie de estudios respecto a la evolución del ser humano debido a una publicación específica de Charles Darwin llamada “El origen del hombre”.

10-12

AÑOS
Por Gabriela Achury

La teoría Darwinista dio origen a una gran serie de estudios respecto a la evolución del ser humano debido a una publicación específica de Charles Darwin llamada “El origen del hombre”.

 

En esa publicación de Darwin, se establecía que el hombre y el primate (monos) compartían un ancestro en común, implicando que el hombre evolucionó del mono. Esta premisa dio paso a estudios que llevaron a descubrir fósiles que documentan la evolución del linaje del ser humano, debido a que el ser humano y el chimpancé comparten casi el 99% de la secuencia genética, implicando un ancestro en común y haciendo científicamente correcta la teoría de la evolución.

 

Se han descubierto diversos fósiles que marcan la evolución que ha tenido el hombre hasta ser lo que es hoy en día y aunque marcan una línea sólida de evolución falta encontrar el “eslabón perdido” que definiría esta teoría. A los fósiles encontrados se les ha podido clasificar con nombres basados en sus características, estos son:

Foto: Pixabay

Ardipithecus ramidus: Antepasado bípedo (que camina en dos patas) más antiguo conocido al momento. Tenía dificultad para desplazarse por no tener pulgares paralelos en sus pies y tenía una dentadura parecida a la de los simios pero de menor tamaño.

Australopithecus anamensis: Especie más antigua de los australopithecus que tenían características similares a los simios. Se considera eran omnívoros, eso significa que no solo se alimentaban de frutas sino también iniciaba a consumir carne.

Australopithecus afarensis: Uno de los australopithecus más conocidos. Tenía mayor capacidad craneal similar al chimpancé actual pero con un cuerpo pequeño de aproximadamente metro y medio. Era bípedo pero todavía no se adaptaba a la vida en la tierra y no en los árboles.

Homo habilis: El primer espécimen de los “homo” que es la categoría a la que pertenece el hombre actual con cráneo más redondeado que sus antepasados. Poseía mayor capacidad craneal por lo que se considera que desarrollaron las primeras herramientas para la caza.

Homo erectus: Este espécimen tenía huesos gruesos y una capacidad craneal mucho superior, casi el doble de todos sus antepasados. Se considera que comenzó a utilizar el fuego para cocinar los alimentos que cazaban. Eran nómadas y se considera fueron los primeros en viajar fuera de África a Eurasia.

Homo antecessor: Es la primera especie “europea” con características faciales parecidas a los seres humanos actuales. Era mucho más grande que cualquiera de sus antepasados llegando casi al metro ochenta.

Homo neanderthalensis: Se cree que compartió con el ser humano actual hace aproximadamente 30,000 años que se adaptó al clima glacial de la Europa de ese entonces. Gran fuerza física pero menor altura que el homo antecessor y con mayor capacidad craneal que todos desarrollando elementos culturales avanzados como la práctica de ceremonias.

Homo Sapiens: La última evolución conocida del ser humano se ha extendido por toda la tierra y logrado grandes avances. Se considera construyeron las primeras construcciones arquitectónicas y desarrollaron la pintura rupestre. Aparecieron en África pero emigraron a Asia y Europa encontrándose con los Neandertales. El hombre moderno es conocido como Homo Sapiens Sapiens, siendo esta una subespecie del Homo Sapiens.

Foto: Pixabay