La Colonia en México: economía

El territorio de la Nueva España basó su economía en la extracción de metales preciosos y la práctica de la agricultura, aunque esto no fue suficiente en algunas ocasiones.

10-12

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

En el territorio de la Nueva España se manejaba una economía muy cerrada proveniente de un grupo reducido de actividades y controlado por la Casa de Contratación de las Indias o Casa de contratación de Sevilla a partir de 1503.

Este ente se encargaba de controlar la economía de las “indias”, de vigilar la correcta repartición de los botines encontrados, de fiscalizar la extracción de metales precioso y de controlar el comercio entre España y América determinando fechas específicas del año para hacer el intercambio y el uso de flotas armadas para defender los botines de posibles piratas y corsarios ingleses o de otros países.

 

Economía

Los grandes trabajos de minería y cultivos, las dos principales fuentes de desarrollo económico durante la Colonia, eran realizados mediante el trabajo forzoso o esclavitud impuesta tanto a indígenas como a negros, y aunque la esclavitud indígena desapareció de forma legal a partir de 1542, en algunos casos se permitía establecer la servidumbre de los considerados “indígenas belicosos”.

 

A pesar de abolirse la esclavitud indígena, rápidamente surgieron diversas formas de explotación bajo nuevos nombres, la encomienda y el cuatequil.

La encomienda consistía en repartir a los indígenas entre los españoles para trabajos forzosos de las empresas agrícolas y mineras españolas, y aunque durante un tiempo esta se limitó a ser derecho de los conquistadores y sus descendientes, la práctica aumentó pasando a recibir tributos de ropa, víveres, leña y demás tanto para los españoles como para la Corona.

 

A pesar de confirmar en 1721 el fin de la encomienda, al no encontrar trabajadores libres para realizar trabajos de obras públicas y en las minas, el Estado dispuso un nuevo sistema de trabajo forzado aunque moderado y remunerado llamado Cuatequil.

A los indígenas que se les obligaba a trabajar bajo el Cuatequil se les llamaba Tapisques y se les obligaba a laborar una semana seguida tres o cuatro veces al año a cambio de un salario, aunque no se libraron de abusos y maltratos.

 

Foto: características.co

La política manejada en América por España se basaba en el mercantilismo que favoreció el monopolio, impidiendo el comercio extranjero con sus colonias, intensificando la explotación minera y limitando la actividad agrícola e industrial.

Entre los dos mejores renglones de la economía colonial se encuentran: la minería y la agricultura.

Minería

Este era el mejor renglón económico que posibilitó diversos descubrimientos importantes y favoreció la acumulación de metales preciosos. La extracción de metales se dio principalmente en el norte del territorio mexicano, aunque casi todo lo obtenido era enviado a Europa.

 

Agricultura

Fue el segundo renglón económico mediante el cultivo de maíz, frijol, trigo, cebada, arroz y caña de azúcar, aunque debido al atraso en sistemas de riego y las constantes sequías, inundaciones y plagas, en algunos momentos las cosechas no eran suficientes y ocasionaron crisis alimentarias agudas.

 

A parte de estas dos actividades, la economía de la Nueva España durante la Colonia también se integraba por la explotación de maderas preciosas y tintóreas (añil y cochinilla para teñir) y la producción artesanal de pañuelos, telas, cerámica y curtido de pieles.