Anexión a México

Casi inmediatamente después de la proclamación de independencia, se volvieron a dar dos grupos políticos en la ciudad de Guatemala, los que se encontraban a favor de la independencia sin unión a México, y las familias que promovieron la anexión.

8-10

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

Casi inmediatamente después de la proclamación de independencia, se volvieron a dar dos grupos políticos en la ciudad de Guatemala, los que se encontraban a favor de la independencia sin unión a México, y las familias que promovieron la anexión.

Los anti anexionistas se veían en desventaja por ser pocos y carecer de recursos económicos aunque lucharon mucho entre septiembre y noviembre de 1821 por dar a conocer sus puntos de vista buscando una autonomía provincial; en cambio, las familias anexionistas poseían gran cantidad de recursos e influencia y apoyo de Gaínza y la mayoría de la Junta Provisional Consultativa y el Ayuntamiento de la capital, con lo que lograron su punto y la anexión a México.

 

Foto: Archivo

 

En todo el territorio Centroamericano surgieron diversos tipos de disputas entre las ciudades importantes basados en los mismos principios anexionistas y antianexionistas, aunque los que estaban a favor no dejaron pasar mucho tiempo ya que en marzo de 1822 se debía reunir el Congreso y eso implicaría más tiempo para decidir si se realizaría la anexión o no; por lo que el 28 de noviembre del mismo 1821 Gaínza presentó un escrito de Agustín de Iturbide invitando a Guatemala a unirse bajo un “grande imperio bajo el plan de Iguala y Tratados de Córdoba” y anunciando enviar un ejército a proteger las provincias que ya se habían unido (Chiapas y Quetzaltenango).

Foto: Archivo

Este acto causó que la decisión se apresurara y el 30 de noviembre se envió una consulta directa a los municipios dando un plazo de 30 días para responder; la cual resultó favorable para la Anexión a México.

 

A pesar de las provincias en contra y bajo el comunicado que declaraba que Quetzaltenango no reconocería el gobierno de Guatemala y declaraba fidelidad al gobierno del Imperio Mexicano, se decretó la unión al imperio y dieron inicio luchas contra los opositores. Debido a la resistencia en diversos puntos del territorio guatemalteco, Iturbide decide poner a cargo del gobierno de Guatemala a Vicente Filísola en 1822, aunque este retorna a México con la caída de Iturbide del poder, dejando a guatemala como un país con finanzas pobres, cero ingresos fiscales y sin el territorio de Chiapas.

El 24 de junio de 1823 se reunió un grupo de intelectuales declarando que la anexión de Centroamérica a México fue violenta, tiránica y nula, emitiendo un decreto que decía que que las provincias eran libres “de la antigua España, de México y de cualquier otra potencia, tanto del nuevo como del viejo mundo”.

Posteriormente, en 1824 se promulga la Constitución definiendo una República Federal conocida como las Provincias Unidas del Centro de América bajo una misma constitución federal aunque con leyes estatales; con un presidente y vicepresidente pero con jefes y vicejefes por estado.