Intervención de la CIA en Guatemala

En 1954, vio su fin el gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán, un gobierno apoyado por el pueblo por el corte nacionalista de este y las reformas realizadas que daban oportunidad a los campesinos de crecer económicamente y continuar con prácticas agrícolas eficientes que favorecieran el comercio general del país.

10-12

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

En 1954, vio su fin el gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán, un gobierno apoyado por el pueblo por el corte nacionalista de este y las reformas realizadas que daban oportunidad a los campesinos de crecer económicamente y continuar con prácticas agrícolas eficientes que favorecieran el comercio general del país.

Este gobierno en particular no fue apoyado ni bien visto por el gobierno estadounidense, quien se vió afectado por la expropiación de tierras de varias compañías como la United Fruit Company; con lo que en 1952, iniciaron una campaña de deslegitimación contra el gobierno de Árbenz que implicaba que este tenía contacto con la Unión Soviética y seguía  órdenes comunistas. La campaña iniciada llevó a diversos gobiernos a temer por la expansión del régimen en el continente por lo que presionaron a los estadounidenses a tomar acciones para eliminar este tipo de ideología política.

Foto: Archivo

Estados Unidos finalmente decidió intervenir en Guatemala mediante una operación ahora conocida, y parcialmente desclasificada, el PBSUCCESS, en donde la CIA daría un Golpe de Estado al gobierno de Árbenz luego de realizar una campaña para desprestigiarlo y acusarlo de comunista; implantando en su lugar un gobierno de igual corte militar pero del cuál ellos tuvieran manejo para proteger los intereses de sus empresas.

Foto: Archivo

El 23 de junio de 1954, Árbenz, ya sin apoyo de sus colegas y temiendo por su vida y la de su familia, transmite un discurso donde renuncia como presidente de Guatemala. Árbenz busca asilo en la Embajada de México por 73 días hasta que decide abandonar el país, siendo humillado en el aeropuerto donde es obligado a quitarse la ropa para revisarlo.

Desde esa fecha Árbenz y su familia cambian constantemente de país de residencia por la condena de exilio que le fue impuesta y la continuación de la campaña de desprestigio que hacía que países constantemente le negaran el auxilio; debido a esto la familia llegó a vivir en 9 países distintos: México, Francia, Suiza, República Checa, Unión Soviética, Uruguay, Cuba, El Salvador y Costa Rica, y aunque no le fue permitido regresar a Guatemala y falleció fuera, sus restos fueron repatriados y el Gobierno de Guatemala oficialmente pidió perdón a la familia.