El Recimiento

El Renacimiento fue un fenómeno, prácticamente una revolución, artística, social y política marcada por grandes avances comparados con lo descubierto durante la Edad Media

10-12

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

El Renacimiento fue un fenómeno, prácticamente una revolución, artística, social y política marcada por grandes avances comparados con lo descubierto durante la Edad Media

En esta época, el arte, arquitectura y la ciencia estaban estrechamente vinculadas llegando a fusionarse en muchos casos. El hombre llegó a alcanzar un gran desarrollo científico debido al afán que tenía por responder de forma racional a todo lo que lo rodeaba en lugar de solo esperar a que las respuestas vinieran de Dios.

Foto: Pixabay

Como ejemplos de esta fusión de ciencia y arte encontramos que Leonardo Da Vinci incorporó en sus obras principios científicos anatómicos para poder recrear el cuerpo humano con la mayor precisión posible, Filippo Brunelleschi diseñó edificios de altas magnitudes y domos expansibles a través del estudio detallado de las matemáticas logrando una ingeniería muy exacta, Galileo y René Descartes presentaron una nueva forma de ver la astrología y las matemáticas y Copérnico logró causar grandes cambios en la forma de pensar y ver la vida cuando planteó que el Sol, y no la Tierra como era considerado, era el centro de nuestro sistema Solar, logrando así ser uno de los máximos representantes de la ciencia moderna con su teoría del heliocentrismo.

El arte de esta época era realista y naturalista principalmente, buscando representar a las personas y objetos de la forma más apegada a la realidad posible con técnicas como la perspectiva y el claroscuro, que es la técnica con la cual se agregan luces y sombras. Las obras más famosas producidas en esta época fueron: La Mona Lisa y La Última Cena de Da Vinci, El David y la Creación de Adán de Miguel Ángel y El nacimiento de Venus de Botticelli.

 

La búsqueda de respuestas también llevó a los europeos a adentrarse en la exploración del mundo entero y no solo de lo mapeado o conocido al momento. En la conocida como la Era de los Descubrimientos, se encontraron nuevas rutas de envío a las Américas, India y el Lejano Oriente y se realizaron viajes importantes por: Fernando de Magallanes, quien descubrió el estrecho que lleva su nombre al sur de América siendo el primer europeo en cruzar el Océano Pacífico y probar que el globo terráqueo podía ser circulado por la vía marítima, Américo Vespucio por quién América fue nombrada, Ponce de León explorador nombrado gobernador de Puerto Rico que buscó la Fuente de la Juventud y terminó descubriendo Florida y Vasco Nuñez de Balboa un explorador, del Istmo de Panamá principalmente, que vislumbró y reclamó el Océano Pacífico para la corona española.

Por último, se puede mencionar que, el humanismo surgido y desarrollado en esta época, ayudó a los europeos a cuestionar el rol y autoridad de la Iglesia Católica. Las personas comenzaron a examinar a profundidad las bases de la religión conocida y practicada en ese momento con el aumento de adquisición de textos impresos, como la biblia.

Foto: Pixabay

Estos nuevos cuestionamientos e intereses por conocer más, llevaron a que en el siglo XVl, un monje alemán llamado Martín Lutero iniciara un movimiento revolucionario conocido como la Reforma Protestante en donde se cuestionaron diversas prácticas de la iglesia católica, especialmente por la adquisición de fortuna y la gobernabilidad de los sacerdotes y el papa.