Agujero negro

En el universo hay diversidad de objetos que han sido estudiados por su proximidad y otros que no se puede por su lejanía o por lo peligroso de estos objetos que no permiten ser completamente estudiados.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

En el universo hay diversidad de objetos que han sido estudiados por su proximidad y otros que no se puede por su lejanía o por lo peligroso de estos objetos que no permiten ser completamente estudiados.

 

Uno de estos objetos que no han sido completamente estudiados debido a que son muy peligrosos son los Agujeros Negros u Hoyos Negros. Estos son grandes objetos con una gravedad tan fuerte y una masa tan grande que atraen a todo lo que está a su alrededor succionandolo en lo que parece ser un vacío, incluida la luz, y no permite que nada escape de el. Su masa se concentra en un punto con densidad casi infinita al que se le llama “singularidad”, que es extremadamente pequeño pero que a medida que absorbe más masa de distintos objetos crece su superficie conocida como “event horizon” que rodea la singularidad.

Un Agujero Negro, aunque no se comprende completamente, es el resultado de la explosión de una estrella conocida como Supernova, que al expulsar las capas exteriores sufre un colapso de su núcleo si este contiene una masa de 3 veces el Sol y no puede soportar su peso.

 

Debido a que estos son técnicamente invisibles, por muchos años pasaron inadvertidos, hasta que en 1783, el reverendo, geólogo, astrónomo y científico inglés llamado John Michell planteó la idea de las “estrellas oscuras”, pero, debido a que absorben la luz no se podían observar ni comprobar hasta que, gracias a la matemática la existencia de estos comenzó a ser aceptada.

Según cálculos y estudios científicos, estos son el centro de la mayoría de galaxias como en la Vía Láctea y se han logrado identificar dos clases principales:

Agujeros Negros de masa estelar: Se forman cuando una estrella que contiene 20 veces la masa del Sol muere, su núcleo colapsa y se convierte en una Supernova. Se considera que hay miles de estos en la Vía Láctea.

Agujeros Negros Masivos: Encontrados principalmente en el centro de Galaxias que pesan entre 100,000 y miles de millones de veces la masa del Sol.

Estos objetos espaciales no habían podido ser observados hasta que el 10 de abril de 2019, astrónomos utilizando el Event Horizon Telescope colaboraron de forma internacional uniendo telescopios radiales para capturar la primera imagen de un Agujero Negro. Esta imagen muestra la silueta de un círculo oscuro rodeado de un disco de materia caliente que brilla.

Esta imágen que hizo historia muestra un Agujero Negro Masivo localizado en el centro de la galaxia conocida como M87 a 55 millones de años luz que tiene un peso de más de 6 mil millones de masas solares.

Foto: Event Horizon Telescope Collaboration