Asteroides, meteoritos y meteoroides

El universo se compone de diversos elementos, no solo los que se encuentran en posiciones específicas alrededor de estrellas sino también de cuerpos que flotan de manera libre colisionando en algunos casos con otros o con planetas.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

El universo se compone de diversos elementos, no solo los que se encuentran en posiciones específicas alrededor de estrellas sino también de cuerpos que flotan de manera libre colisionando en algunos casos con otros o con planetas.

Estos cuerpos que colisionan son los asteroides, meteoritos y meteoroides, que normalmente son visibles en la noche como líneas brillantes de luz en el cielo que se mueven a gran velocidad, y dependiendo de la ubicación de estas es el nombre que se le asigna, existiendo 3 principales clasificaciones:

Asteroides: Son objetos rocosos y metálicos que orbitan alrededor del Sol con órbitas alargadas cuyo tamaño es demasiado pequeño por lo que no se les considera planetas.

Foto: NASA

La mayor parte de estos se encuentran en el Cinturón principal de Asteroides entre Marte y Júpiter y pueden tener entre 50 metros y 1,000 kilómetros de diámetro.

Se considera que estos son restos de la formación del Sistema Solar que no se adhirieron a ningún cuerpo celeste más grande para formar planetas y debido a que se forman a distintas distancias del sol en diferentes lugares no pueden ser exactamente iguales. Entre las características que ayudan a distinguir a un asteroide se pueden mencionar:

  • No son redondos sino tienen formas irregulares.
  • La mayoría son hechos de distintos tipos de roca, aunque algunos tienen en su composición arcilla o metales como níquel y hierro.

 

 

Meteoroides: Es a lo que comúnmente se le conoce como rocas espaciales que pueden variar en tamaño.

Foto: NASA

Este término específico se aplica para los objetos encontrados únicamente en el espacio, siendo estos pedazos de cuerpos más grandes que se partieron como cometas, asteroides, lunas o planetas y que quedaron flotando en el universo sin curso alguno.

Estos cuerpos celestes pueden ser rocosos, metálicos o una combinación de ambos y cambian de nombre al entrar a la atmósfera terrestre o de algún otro planeta cuando se convierten en Meteoros que viajan a altas velocidades mientras se queman y que al tocar la superficie del planeta cambian una vez más de nombre y se les llama Meteoritos. 

 

Meteoritos: Son partes de asteroides que entraron a la atmósfera terrestre y sobrevivieron al proceso de incineración a altas temperaturas en la atmósfera y tocaron eventualmente la superficie. Estos objetos parecen rocas terrestres pero con un exterior quemado que brilla. Existen 3 tipos: los metálicos, los rocosos y los que son una mezcla de metal y roca.

Foto: NASA

Estos objetos viajan a miles de kilómetros por hora a través de la atmósfera aterrizando únicamente menos del 5% del objeto original terminando del tamaño de una pequeña piedra o de un puño.

El estudio de estos objetos permite aprender de los materiales que formaron los planetas hace millones de años para comprender de mejor manera el proceso de formación del Sistema Solar.