Nebulosas

La palabra Nebula se origina del Griego Nebulae que significa Nube debido a que esta es una nube de polvo, gas y material cósmico en el universo.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

La palabra Nebula se origina del Griego Nebulae que significa Nube debido a que esta es una nube de polvo, gas y material cósmico en el universo.

Estas nubes se encuentran en el conocido como espacio interestelar por encontrarse en espacios del universo entre estrellas.

Las nebulosas son de diversos tamaños y formas y están formadas de materiales de estrellas que ayudan a crear nuevas estrellas en su interior. Normalmente están compuestas de Hidrógeno y Helio debido a que estos son los compuestos más estables del universo y pueden ser resultado de la fusión del núcleo de una estrella o cuando una Enana Blanca explota convirtiéndose en una Supernova.

Las nebulosas se pueden dividir en distintas clases según sus límites o su comportamiento respecto a la luz, estas son:

Nebulosa difusa de reflexión: 

Foto: NASA

Formadas de hidrógeno y polvo y su característica principal es que reflejan la luz de estrellas cercanas dando un color azul a su forma. Es luz reflejada similar a las estrellas reflejantes y normalmente se encuentra junto a las nebulosas de emisión.

 

Nebulosa de Emisión: 

Foto: Astrobackyard

Estas son grandes cúmulos de gas de hidrógeno unidos mediante la gravedad para formar regiones densas donde se pueden crear estrellas con cierta materia y planetas con la materia restante, que es como se cree se formó el Sistema Solar.

La Nébula de Emisión más cercana a nuestra Galaxia es la Nebulosa de Orión, que es la nebulosa más brillante en el cielo nocturno y fácilmente observada con un telescopio pequeño, mientras que la Nebulosa de Águila es una de las más conocidas a 7,000 años luz que contiene 3 pilares principales donde se crean nuevas estrellas.

 

Nebulosa Planetaria:

Foto: Astrobackyard

Estas se forman con la muerte de una estrella debido a la radiación de gas cósmico que forman, involucran únicamente a estrella de poca masa cuando se convierten en Gigantes Rojas e inician a perder sus capas superficiales.

A medida que la estrella pierde material la temperatura incrementa y la radiación UV emitida llena de iones los materiales que habían sido expulsados que se expanden a gran velocidad.

Este tipo de nebulosa tiene un subtipo conocida como Nebulosa Protoplanetaria que es una fase corta sucedida entre los momentos cuando la estrella pierde masa lanzando gas de hidrógeno y cuando se llena nuevamente de energía de una estrella central y se convierte en una Nebulosa de Reflexión.

 

Nebulosa de restos de una Supernova:

Foto: Astrobackyard

La explosión de una Supernova esparce materiales de la estrella por el espacio, y los restos de estos forman una nebulosa que hace increíbles formaciones en el espacio con los residuos.

Estos residuos de la estrella que expulsa sus capas externas permanecen comprimidos en una nube de gas y polvo que se llena de iones por la energía de la explosión.

 

Nebulosa oscura:

Foto: Astrobackyard

Esta es una nube de gas que puede ser observada gracias a las áreas brillantes de material interestelar dejado por una estrella. En esta clasificación también se pueden incluir nubes opacas que no emiten radiación y no son iluminadas por estrellas sino que bloquean la luz de otros objetos que están detrás de ellas.