Tortugas marinas: curiosas y milenarias

Cada 16 de junio, se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas, una iniciativa para crear conciencia del estado de estos animales y para recordar lo maravillosos que son estos de reptiles antiguos.

6-8

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

Entre la diversidad de especies de animales que conocemos hoy en día y sus debidas variaciones, existe una especie que apareció hace aproximadamente 200 millones de años durante el periodo Triásico: la tortuga.

Foto: Mitchel Lensink en Unsplash

En el mundo existen aproximadamente 250 especies de tortugas, 180 de agua dulce, 62 terrestres y únicamente 7 marinas. En Guatemala viven 18 especies agrupadas en 7 familias y 6 son marinas, aunque casi todas se encuentran en peligro de extinción.

 

Las tortugas marinas, una pequeña división entre la familia de tortugas, es la que se encuentra en mayor peligro debido a que son cazadas tanto por su carne como por su caparazones, y los huevos que ponen raramente regresan al mar ya que muchos son robados y vendidos.

 

Día Mundial de las Tortugas Marinas

Cada 16 de junio, se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas, una iniciativa apoyada por grandes entidades privadas que cuidan el medio ambiente.

Este día se plantea como la oportunidad para crear conciencia del estado de estos animales y para recordar lo maravillosos que son estos de reptiles categorizados como uno de los más antiguos del planeta.

 

5 Datos curiosos de estas magníficas criaturas

Foto: Josh Miller en Unsplash

1. Pertenecen a la superfamilia de los quelonioideos y no todas las tortugas marinas son iguales. Las siete especies de tortugas marinas son: tortuga plana (Nator depressus), tortuga verde (Chelonia mydas), tortuga de carey (Eretmochelys imbricata), tortuga boba (Caretta caretta), tortuga laúd (Lepidochelys olivacea), tortuga olivacea y tortuga bastarda (Lepidochelys kempii).

 

2. No tienen dientes. Tienen mandíbulas superiores e inferiores cubiertas de picos de keratina que se adaptan al cráneo como un par de dientes falsos. Su alimentación varía pero son omnívoras, por lo que pueden comer desde algas y esponjas, hasta calamares y medusas, aunque tienen cierta preferencia por alimentos de color rojo, naranja y amarillo.

 

3. Existen en tamaños muy diversos. Las especies de tortugas marinas tienen tamaños muy distintos, la más pequeña es la tortuga bastarda que mide aproximadamente 70 cms de largo en su adultez y la más grande es la tortuga laúd que puede alcanzar hasta los 180 cms de largo.

 

4. Son uno de los animales más longevos. Según la especie de la tortuga varía pero se han tenido registros de tortugas que viven de 150 a 200 años, aunque existe un periodo que no se cuenta conocido como los “años perdidos” que son los primeros años de la tortuga, ya que tienen un comportamiento variante y es muy difícil estudiarlas.

Foto: Joe Cook en Unsplash

 

5. Ponen huevos en las playas donde nacieron. Las tortugas son animales orientados por los polos de la tierra, por lo que las tortugas hembra tienen una memoria impresionante y regresan a la playa donde nacieron para colocar sus huevos. Las tortugas pueden tardar hasta tres horas para excavar un nido y colocar hasta 100 huevos que incuban durante 60 días.

Cuando los bebés nacen, deben recorrer el pedazo de arena que las separa del mar por instinto propio, guiándose únicamente de la luz de la luna o de las estrellas que se refleja sobre el agua. Solo una de cada 1,000 sobrevive y alcanza la edad adulta.

 

Seis de las siete especies de estos reptiles milenarios se encuentran en peligro de extinción, principalmente por la contaminación de los océanos. Algunas tortugas confunden las bolsas plásticas con medusas y las consumen, causando graves problemas en su salud y finalmente llevándolas a morir.

Procura cuidar el hábitat de estas maravillosas criaturas y ayuda a reducir la cantidad de plástico de nuestros océanos.