Leyenda de El Cadejo

La leyenda de El Cadejo, también es una de las más populares en Guatemala y cuenta la historia de un perro protector de quienes beben mucho alcohol.

6-8

AÑOS
Por Redacción Educativa y Gaby Castro

 

El Cadejo, según la tradición guatemalteca, es un perro protector de quienes beben mucho alcohol. Aunque suena extraño, no creas que los ebrios la tienen tan fácil: según la leyenda, hay dos tipos de cadejo: uno blanco que protege y uno negro que maldice.

Aunque parecen perros, tienen los ojos rojizos, cascos de cabra y mucho pelaje. El “bueno” deambula por las calles durante las madrugadas y ayuda a los borrachos a encontrar el camino a casa sin que les suceda nada. Hay quienes dicen que hasta cuida a niños que están solos por la noche.

 

 El “malo”, sin embargo, tiene una mirada feroz y lame la boca de la persona y con eso la maldice de forma en que nunca más vuelve a estar sobrio.

Por si fuera poco, queda condenado a que el cadejo lo aceche durante nueve días seguidos hasta que finalmente muere.

Nadie puede tocar al cadejo, incluso algunos dicen que no lo llegan a ver, pero que “sienten” su presencia y tienen la certeza de que está allí.

El cadejo
Foto: Archivo

 

También es posible que ambos cadejos deambulen juntos y al toparse con un borracho, luchan entre sí, uno para protegerlo y otro para atacarlo.

 

El cadejo blanco, sin embargo, nunca cuidará a una persona que se emborrache con malas intenciones.