Primer y segundo viaje de Cristóbal Colón

América fue un continente encontrado por accidente por un navegante portugués enviado por los Reyes Católicos de España a encontrar una nueva ruta a las indias.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

La historia del descubrimiento de América comienza cuando un marinero de origen Genovés se propone encontrar una nueva ruta comercial hacia India y decide plantear la travesía a los Reyes Católicos de España, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, quienes creyeron en él y decidieron apoyarlo.

Esta fue una decisión criticada y riesgosa en esa época por existir en ese momento la creencia de que la tierra era plana y el hecho de que el reinado de España se estaba quedando sin riquezas y debía grandes cantidades de oro a las ya para ese entonces potencias de Europa.

La reina Isabel de Castilla le brindó atención a su proyecto desde un inicio, y aunque tomó unos años que este fuera aprobado.

 

El primer viaje fue el más importante y según el National Geographic salió el 3 de agosto de 1492 del puerto de Palos con 3 navíos: La Santa María (Mayor tamaño, considerada una Nao y no carabela) al mando del mismo Cristóbal Colón con Juan de la Cosa como segundo al mando y Pedro Alonso Niño como timonel; la Pinta (la más rápida de las tres construida en el mismo Puerto de Palos) al mando de Martín Alonso Pinzón, con su hermano Francisco como segundo al mando y con Cristóbal García Sarmiento como timonel y la Niña (la más pequeña de las tres utilizada para el retorno a Palos) con Vicente Yánez Pinzón al mando, Juan Niño como segundo al mando y Sancho Ruiz de Gama como timonel.

Pocos días luego de salir la Pinta sufrió daños en el timón, por lo que tuvieron que dirigirse a las Islas Canarias para repararlo,  saliendo oficialmente a la expedición el 6 de septiembre.

Iban en estos navíos una tripulación de casi 90 personas entre marineros, sirvientes, personas de confianza y funcionarios públicos que con el pasar de los días en el mar comenzaron a desesperarse y a perder la confianza puesta en Colón, intentando en repetidas ocasiones causar revueltas y motines, afortunadamente pudieron contenerlas y continuar con su trayectoria.

Pasaron por varios momentos en los que creyeron habían encontrado o estaban cerca de encontrar tierra pero ninguno de esos fue real hasta que, en la noche del 11 de octubre Colón comentó ver una luz a la distancia, pero fue hasta el amanecer del 12 de octubre cuando Rodrigo de Triana dio el aviso de tierra.

Llegaron a la Isla de Guanahani a la que llamó San Salvador continuando su navegación por distintas islas de las Bahamas hasta finalmente llegar a Cuba a la que llamó Juana el 28 de octubre. Ante la incertidumbre de no encontrar grandes ciudades continuaron con su viaje llegando a isla que hoy es Haití y República Dominicana a la que llamó la Española.

En la Española lograron el contacto inicial con los nativos de la isla aunque el 25 de diciembre, el navío Santa María encalló en un banco de arena quedando inhabilitada, pero, debido a que tenían que regresar y toda la tripulación no podía viajar en los dos navíos restantes, se tomó la decisión de crear el llamado “Fuerte Navidad” con los restos del Santa María y dejar a 40 tripulantes para establecer relaciones amistosas con los nativos e investigar de posibles riquezas.

Este viaje finalizó el 6 de enero del año siguiente cuando comenzaron el regreso al viejo continente. El 15 de marzo llegaron al puerto de Palos las dos naves, pocos días después, Martín Alonso Pinzón falleció y Colón partió a Barcelona para dar su informe a los Reyes Católicos.

Foto: Shutterstock

Al regresar a España Colón se presentó con los reyes para explicarles lo sucedido en la expedición, mostrar el oro, perlas y artesanías encontradas y muchas promesas de riquezas y más descubrimientos; lo que logró conseguir que se comenzara la legitimación de los descubrimientos e iniciaran los preparativos para un segundo viaje, ya no de exploración sino de colonización como tal, de establecimiento de colonias, predicar la fe católica y encontrar el camino a India y Catay.

El segundo viaje lo emprendieron el 25 de septiembre de 1493 partiendo del puerto de Cádiz con una flota conformada por 17 naves y 1,500 personas de diversas profesiones. Realizaron una parada en las Islas Canarias, como en el primer viaje, y salieron de ahí finalmente el 7 de octubre llegando a la Dominicana el 2 de noviembre.

Después de un recorrido por las Antillas llegaron a la Española el 22 de noviembre buscando encontrar a todos los compañeros que habían dejado en el Fuerte Navidad. El 27 de noviembre, cuando finalmente arribaron a la altura del fuerte, encontraron que este había sido destruido y quemado, y que sus compañeros habían sido asesinados. Este hecho causó mucho terror y revuelo entre los participantes de la expedición debido a que Colón presentó a los nativos como pacíficos y dóciles, y el desastre encontrado puso en duda la reputación de Colón.

Se tomó la decisión de buscar otro espacio de la isla donde poder establecer la primera colonia española a la que le pusieron el nombre de La Isabela en honor a la reina el 6 de enero de 1494.
Colón designó a su hermano como encargado mientras él exploraba otras islas y enviaba a Antonio de Torres de regreso a España con 12 barcos cargados de oro, falsas especias, pájaros exóticos y un grupo de nativos. En la expedición de Colón por buscar la ruta a China llegaron a Cuba, Jamaica y otras islas causando, a través de enfermedades principalmente, la muerte de de un 30% o más de la población autóctona.

Al no encontrar la ruta a China después de viajar por más de cuatro meses, decidió emprender el viaje de regreso a España el 10 de marzo de 1496 con aproximadamente 200 colonos enfermos que deseaban regresar.

Foto: Shutterstock