Atmósfera

La tierra está compuesta de diversas capas, cada una distinta de la anterior en donde se llevan a cabo sucesos que permiten en conjunto el desarrollo de la vida en este planeta. Una de ellas, una capa transparente en realidad, que a su vez se divide en otras capas de aire a distintas alturas es la atmósfera.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

La tierra está compuesta de diversas capas, cada una distinta de la anterior en donde se llevan a cabo sucesos que permiten en conjunto el desarrollo de la vida en este planeta. Una de ellas, una capa transparente en realidad, que a su vez se divide en otras capas de aire a distintas alturas es la atmósfera.

Esta capa es la encargada de mantener el calor, brindar el oxígeno necesario para el ser humano y proteger a la vida terrestre de la radiación solar o rayos ultravioleta cumpliendo la función de una cobertura del planeta.

Esta atmósfera, que es donde suceden también los diversos fenómenos climáticos se divide en 6 capas que van desde el suelo hasta el espacio.

Troposfera: 

Comienza inmediatamente cercana a la superficie terrestre con una altura de entre 8 y 14 kilómetros. Es la parte más densa y donde suceden la mayor parte de cambios climáticos. Contiene el aire que respiran los seres vivos con un 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno y 1% de argón, vapor de agua y dióxido de carbono y las nubes.

Estratosfera:

Ubicada sobre la troposfera es una capa que contiene otras capas en su interior con límites definidos en cuanto a las temperaturas. En esta capa el aire más denso y frío está hasta abajo mientras el más liviano y cálido se encuentra hasta arriba sin posibilidad de mezclarse. Tiene un grosor de aproximadamente 35 kilómetros y es donde se encuentra la capa de ozono.

 

El ozono, que es un gas formado cuando la radiación de los rayos UV se mezclan con el oxígeno tiene un color azulado y un olor distintivo.

Este reduce la cantidad de rayos que llegan a la tierra formando la capa de ozono, que puede ser alterada en grosor y destruirse provocando daños en la piel y los ojos por la entrada directa de los rayos a la superficie terrestre. Este gas también puede, debido a efectos contaminantes, encontrarse en la troposfera y ser dañino para los seres vivos causando problemas respiratorios e impidiendo el desarrollo correcto.

Mesosfera: 

Es conocida como la capa de en medio donde los gases se mezclan. Tiene un grosor de 35 kilómetros y contiene una mezcla de gases que hacen que el aire sea muy delgado o liviano, cosa que impediría al ser humano respirar.

En esta capa es donde los meteoros se queman permitiendo observar las lluvias de meteoritos.

Termosfera: 

Capa que se encuentra sobre la mesosfera conocida por ser la más caliente con temperaturas de hasta 2,500 grados Celsius; aunque, esta temperatura no puede ser transferida al ser humano por la falta de moléculas de gas. Esta capa mide 513 kilómetros de grosor y es donde se encuentra la Estación Espacial Internacional que orbita la tierra  y varios satélites.

Ionósfera:

Esta capa en realidad se mezcla y superpone con la mesosfera, termosfera y exosfera y cambia de tamaño dependiendo de la energía absorbida del sol.

Es donde las auroras boreales suceden a causa de las partículas de energía elevadas que son el resultado de la mezcla de  átomos de la capa con los rayos solares.

Exósfera:

Capa externa por completo de la tierra que tiene contacto directo con el espacio exterior. Es la capa más gruesa con una extensión de 10,000 kilómetros, casi el ancho de la tierra. Contienen gases de hidrógeno y helio muy separados uno de otro, no contiene aire para respirar y es extremadamente fría.

 

Hoja de trabajo - Atmósfera