La culebra y el labrador

Esopo

10-12

AÑOS
Por Samantha Barrios

Un labrador que iba a sembrar, hirió a una culebra que estaba tranquila en el camino, y ella muy enojada le dijo: «Yo no te hice daño ¿por qué me machucas?». El labrador la ignoró y siguió su camino porque creyó que jamás volvería a verla, mientras la culebra, se quedó molesta y lastimada.

Al año siguiente, el labrador iba por el mismo camino y se encontró a la culebra quien le dijo: «¿Vas a sembrar al campo?, sí es así, no siembres en tierra de regadío porque será un año de mucha lluvia y ahogará la semilla». El labrador recordó el incidente con la culebra, por eso, no le hizo caso y sembró en tierra de regadío. Ese año fue de mucha lluvia y el labrador perdió todo su trigo.

Pasó otro año y el labrador nuevamente vio a la culebra en el camino, y ella le dijo: «Si vas a sembrar, no siembres en tierra de secano, porque habrá sequía, pero no creas a quien le hiciste mal». El labrador desobedeció a la culebra, sin embargo, ese año sucedió como ella había predicho y el trigo se perdió.

De nuevo, el labrador volvió a encontrarse a la culebra y esta le dijo: «Todo ha salido como te lo pronostiqué, si quieres cosechar este año, no siembres ni en tierra muy húmeda, ni en tierra muy árida, pero no creas a quien le hiciste mal».

Ese año el labrador hizo lo que la culebra le había aconsejado y recogió mucho trigo. Al volver, le dijo a la culebra que pidiera lo que quisiera y que él trataría de complacerla. La culebra le respondió: «Sólo te pido que mañana envíes a tu hijo con una olla de leche a mi cueva, pero no des crédito a quien hiciste mal».

A la mañana siguiente, el labrador envío a su hijo con la olla de leche, pero pasó el tiempo y el hijo no volvió. El labrador angustiado le recriminó a la culebra, pero esta se puso a salvo y le habló así: «Tú me hiciste mal y no te disculpaste porque creíste que no me volverías a ver. Yo no te engañé porque siempre te advertí que no siguieras los consejos de a quien le habías hecho mal.»

Moraleja:

Recuerda hacer siempre el bien