El oído

El oído es el sentido y el órgano relacionado a la audición y el equilibrio que permite a través de una serie de partes unidas transmitir ondas sonoras o vibraciones que luego se convierten en impulsos eléctricos que el nervio auditivo envía al cerebro.

6-8

AÑOS
Por Gabriela Achury

El oído es el sentido y el órgano relacionado a la audición y el equilibrio que permite a través de una serie de partes unidas transmitir ondas sonoras o vibraciones que luego se convierten en impulsos eléctricos que el nervio auditivo envía al cerebro.

 

Las ondas o vibraciones sonoras son cambios en la presión del aire que pueden producir sonidos simples o sonidos complejos que se representan a través de frecuencias. Las frecuencias son los tonos de los sonidos que se identifican por el número de ciclos que se completan en un segundo. Estos se miden en hercios Hz y mientras más alto sonido del tono más altas las frecuencias.

Se compone de cuatro partes principales:

Oído externo 

  • Pabellón auricular: Es la parte externa del oído que sobresale a los lados del rostro. Cartílago cubierto de piel.
  • Conducto auditivo externo: Es el conducto que conecta el oído externo al medio desde el pabellón al tímpano.

 

Membrana timpánica: También conocida como tímpano, es la membrana que separa el oído externo del oído medio. Funciona como tambor que vibra con las ondas sonoras.

 

Oído medio 

  • Huesecillos: Conjunto de 3 huesos pequeños que al conectarse transmiten ondas sonoras al oído interno. Estos son el Martillo (ligado al tímpano), el Yunque (conecta el Martillo y el estribo) y el Estribo (hueso más pequeño del cuerpo ligado al oído interno)
  • Trompa de Eustaquio: Tubo que iguala la presión del aire en cada lado del tímpano y se comunica con la faringe.

 

Oído interno 

  • Cóclea: Parte que contiene los nervios auditivos, el órgano de Corti. Se daña por ruidos intensos.
  • Vestíbulo: Parte que contiene los receptores del equilibrio considerada la parte central del laberinto óseo que es una porción en forma de hueso.
  • Conductos semicirculares: Conductos de sacos y tubos dentro del laberinto óseo que contienen a los receptores del equilibrio.

 

 

Sentido del oído
Foto: Archivo