Fósiles

El ser humano ha podido estudiar el pasado y comprender más de la historia del mundo y su historia propia a través del análisis científico de restos antiguos.

6-8

AÑOS
Por Gabriela Achury

El ser humano ha podido estudiar el pasado y comprender más de la historia del mundo y su historia propia a través del análisis científico de restos antiguos.

Los rastros antiguos de un ser vivo que han sido conservados con los años son conocidos como fósiles. Los fósiles pueden estar formados por huesos, dientes, conchas, tejido como piel e incluso órganos generalmente encontrados en roca sedimentaria o sedimento formado por suelo arenoso, lava o incluso alquitrán. Cuando un animal muere este puede quedar cubierto de distintas capas de roca que presionan mucho y  hacen que algunas partes del animal queden intactas entre grandes trozos de roca, un proceso similar sucede con hojas e insectos.

La palabra fósil proviene de la palabra en Latín Fossus, que significa “desenterrado” ya que se refiere a los restos de seres vivos antiguos que han sido preservados en roca, tierra o ámbar (material de color amarillo hecho de la resina de árboles antiguos).

 

Existen distintos tipos de fósiles debido a su preservación:

Fósil de rastro:

Este es un fósil que preserva la actividad o el comportamiento de un animal específico más no el animal como tal. Acá se pueden encontrar los rastros de los Trilobites (animales pequeños que habitaron los mares antiguos por miles de años, “ichtyosaur coprolites” (deshechos fosilizados, o los hogares de animales marinos invertebrados.

Fósiles con material orgánico preservado:

Restos de animales y plantas preservados pero con material orgánico que puede incluir poca pérdida de “material blando” como la piel, la preservación del esqueleto con pocos cambios y la preservación de carbón en la roca aunque ya no exista el resto de material orgánico.

Fósiles mineralizados : 

Formados cuando el material orgánico se reemplaza de forma paulatina por minerales hasta que los restos se convierten en roca. Se puede reemplazar el hueso por minerales, las conchas por pirita u ópalo y la madera por silica.

Fósiles de impresión: 

Estos son los comúnmente conocidos como fósiles que es una impresión del ser vivo en roca sedimentaria cuando este muere y sus restos quedan preservados entre diversas capas de sedimento.


Foto: Pixabay


Foto: Pixabay


Foto: Pixabay