¿Sabías que las zanahorias no siempre fueron anaranjadas? En el año 3,000 a. C., las zanahorias se utilizaron por primera vez en Afganistán y eran de color púrpura por fuera y amarillas por dentro. Con el tiempo, los comerciantes árabes llevaron la semilla de zanahoria por toda Asia, África y Arabia, y así se […]

 

¿Sabías que las zanahorias no siempre fueron anaranjadas? En el año 3,000 a. C., las zanahorias se utilizaron por primera vez en Afganistán y eran de color púrpura por fuera y amarillas por dentro.

Con el tiempo, los comerciantes árabes llevaron la semilla de zanahoria por toda Asia, África y Arabia, y así se cosecharon variedades con diferentes tonos, desde púrpura, blanco, amarillo, verde, hasta negro.

En el siglo XVI se cosechó en Holanda la primera zanahoria anaranjada que se produjo a propósito a través de experimentos con el objetivo de que el vegetal tuviera el color de la casa real holandesa de Orange.

En la actualidad se ha puesto de moda de nuevo volver a cultivar zanahorias de colores. Ya hay tiendas con zanahorias blancas, amarillas, rojo oscuro y púrpura. Pero si aún con sus colores la zanahoria sigue sin ser tu vegetal favorito, seguro el invento de los islandeses te parecerá interesante: en 1997 desarrollaron una zanahoria con sabor a chocolate dentro del programa Verduras chifladas, dirigido a los niños, pero lamentablemente fue retirada del mercado a los ocho meses de su lanzamiento.

Comentarios: