'

Algunas aves planean cuando las llevan las corrientes de aire, otras se mantienen volando en un mismo punto, pero solo una es capaz de volar hacia atrás: el colibrí. Este diminuto acróbata parece un insecto grande y al agitar las alas tan rápidamente es difícil distinguirlas. Es precisamente por esta razón por lo que también […]

Algunas aves planean cuando las llevan las corrientes de aire, otras se mantienen volando en un mismo punto, pero solo una es capaz de volar hacia atrás: el colibrí.

Este diminuto acróbata parece un insecto grande y al agitar las alas tan rápidamente es difícil distinguirlas. Es precisamente por esta razón por lo que también se le llama “pájaro mosca”.