En China también utilizaban materiales duros como el bronce, el bambú y la porcelana.  Finalmente los griegos y los romanos empezaron a utilizar materiales como paja y plumas para que las almohadas fueran más cómodas, aunque las de estos materiales solo podían utilizarlas las clases altas.  Fue hasta el año 1700 que las almohadas se […]

En China también utilizaban materiales duros como el bronce, el bambú y la porcelana.  Finalmente los griegos y los romanos empezaron a utilizar materiales como paja y plumas para que las almohadas fueran más cómodas, aunque las de estos materiales solo podían utilizarlas las clases altas.  Fue hasta el año 1700 que las almohadas se empezaron a utilizar en todo el mundo tal como las conocemos hoy en día.

Y tú, ¿cuántas tienes en tú cama? ¿Te gustan suaves o duritas?

Comentarios: