Alado pensamiento de colores que arcoirisa el azul con tardo vuelo, condensación crepuscular del cielo, alma de pedrerías y de flores. Augur de los altivos gladiadores que defendieron palmo a palmo el suelo, cuando envolvió a la América el anhelo devastador de los conquistadores. Estuche de esmeraldas y rubíes, redondos ojos como puntos de íes […]

Alado pensamiento de colores

que arcoirisa el azul con tardo vuelo,

condensación crepuscular del cielo,

alma de pedrerías y de flores.

Augur de los altivos gladiadores

que defendieron palmo a palmo el suelo,

cuando envolvió a la América el anhelo

devastador de los conquistadores.

Estuche de esmeraldas y rubíes,

redondos ojos como puntos de íes

que se encienden en bélica amenaza.

La libertad bajo sus alas vuela,

y en su augusto silencio se revela

la infinita tristeza de la raza.

Autor: Félix Calderón Ávila

Comentarios: