'

  Los insectos tienen en su organismo un líquido circulatorio que se denomina hemolinfa y que es el equivalente a la sangre de los vertebrados. Su composición varía mucho de una especie a otra. Puede ser de diferentes colores: verde, rojo, azul, amarillo o incluso incolora, depende de la alimentación que el animal tenga.

 

Los insectos tienen en su organismo un líquido circulatorio que se denomina hemolinfa y que es el equivalente a la sangre de los vertebrados. Su composición varía mucho de una especie a otra. Puede ser de diferentes colores: verde, rojo, azul, amarillo o incluso incolora, depende de la alimentación que el animal tenga.