Los pulmones sirven para que la sangre reciba oxígeno del aire y a su vez recibir de la sangre expirar el dióxido de carbono que pasa al aire. Los pulmones están colocados al lado izquierdo y derecho del corazón. Las costillas forman una caja a su alrededor que los protege. Se llenan del aire […]

 

Los pulmones sirven para que la sangre reciba oxígeno del aire y a su vez recibir de la sangre expirar el dióxido de carbono que pasa al aire.

Los pulmones están colocados al lado izquierdo y derecho del corazón. Las costillas forman una caja a su alrededor que los protege. Se llenan del aire que aspiramos y se desocupan cuando exhalamos. El aire que respiras es una mezcla de gases entre los cuales está el oxígeno que es de suma importancia para el funcionamiento del cuerpo humano.

Comentarios: