'

  Las luces de las estrellas tienen que atravesar la atmósfera antes de llegar a nuestros ojos. La atmósfera contiene capas de aire en movimiento que desvían el recorrido de la luz, haciendo que parezca que las estrellas parpadean mientras que estas brillan de forma constante.

 

Las luces de las estrellas tienen que atravesar la atmósfera antes de llegar a nuestros ojos. La atmósfera contiene capas de aire en movimiento que desvían el recorrido de la luz, haciendo que parezca que las estrellas parpadean mientras que estas brillan de forma constante.