fuegosartificiales

Observar los fuegos de artificiales en el cielo es un placer. Pero para que lleguen a brillar en las alturas sin poner en peligro a nadie es necesario seguir algunas normas de seguridad:   Origen Hay que evitar siempre el uso de pirotecnia de fabricación ilegal, que no cumple con las normas de control de […]

Observar los fuegos de artificiales en el cielo es un placer. Pero para que lleguen a brillar en las alturas sin poner en peligro a nadie es necesario seguir algunas normas de seguridad:

 

Origen

Hay que evitar siempre el uso de pirotecnia de fabricación ilegal, que no cumple con las normas de control de seguridad.

 

Vencimiento

En el empaque de los fuegos artificiales  debe figurar la fecha de vencimiento de los mismos. También suele indicarse una categoría de los cohetes. Los de categoría I pueden ser manipulados a partir de los 12 años. Para los de categoría II hay que tener 16 años cumplidos para encenderlos. Y los de categoría III solo deben ser lanzados por mayores de 18 años.

 

Distancia

Los niños menores de 12 años no deben encender los fuegos artificiales.  Y para los mayores, solo deben hacerlo con el brazo extendido y alejándose inmediatamente después de encendida la mecha.

 

Fallas de encendido

A veces ocurre que se enciende la mecha de un fuego artificial, pero no explota. En ese caso no hay que intentarlo inmediatamente de nuevo. Puede suceder que explote con retardo. Pasados diez minutos del primer intento se puede volver a encender solo si la mecha quedó intacta. Si se quemó, hay que descartar el cohete. Una forma de anular su efecto explosivo es colocarlo en agua.

 

Tratamiento

No se debe sacudir ni golpear el material de pirotecnia, ni tampoco dejarlo expuesto al sol u otras fuentes de calor. Tampoco hay que llevarlo en los bolsillos.

 

Fuente: DPA

Comentarios: