'

Tomado del libro: Poemas escogidos para niños.

La patria es de maíz.

Su aliento viene de lejos,

desde Ixmucane –diosa transida-

molió el grano vital y modelo a los hombres,

a los cuatro primeros capitanes

de nuestra estirpe maya,

padres y dirigentes de nuestra sangre antigua

y edificadores de las cuatro columnas

que sostienen el cielo.

Por eso es que en la noche

los granos de maíz

cintilan como estrellas.

Los antiguos señores dedicaron su vida

a cincelar encajes con el oro y la plata

a sorber espumosas bebidas de cacao

y a labrar una inmensa alegría de maizales.

Por eso es que en  la sangre

de la gente de ahora

el maíz se convierte en llamarada.

Autor: Otto Raúl Gonzáles

Autor: Francisco Morales Santos