Recursos

¿De qué color es el fuego?

Por Gabriela Achury

Muchos conocemos el fuego como un elemento natural, es luz y calor como resultado de una reacción química pero ¿Sabes que significa el color de las llamas del fuego? 

Mediante la experimentación, el ser humano, ha usado el fuego de distinta forma; lo ha mezclado con otros compuestos y elevado sus temperaturas. Estas diversas formas de utilizar y crear el fuego han causado que en algunas ocasiones las llamas tengan distintos colores. 

Color del fuego
Foto: Willy Wo en Unsplash

 

¿A qué se debe el color del fuego?

 

El fuego no tiene un único color, puede ser azul, anaranjado, amarillo, rojo o incluso verde; todo depende de la temperatura y luz emitida. 

Los cuerpos poseen moléculas en movimiento y dependiendo del movimiento de estas es la temperatura que mantienen. Esta misma temperatura y movimiento de las moléculas hace que algunos cuerpos emitan radiación o luz; en algunos casos visible y en otros invisible al ojo humano (luz infrarroja). 

 

Esta luz visible de algunos cuerpos es causada por temperaturas muy elevadas; debido a esto es que podemos ver el color de las llamas de una estufa o de un fósforo pero no podemos ver directamente la luz que emiten nuestros cuerpos o una taza de café. 

Las llamas del fuego tienen moléculas moviéndose tan rápido que elevan las temperaturas y nos permiten ver luces de distintos colores. Las temperaturas más bajas del fuego normalmente se observan con llamas amarillas, rojas o anaranjadas. En este caso, el combustible no arde por completo y hay muchos residuos como humo y cenizas. 

 

Sin embargo; si la temperatura de la llama aumenta, el color cambia y pasa de ser anaranjado o rojo a ser azul. Las llamas azules, además de ser de las más calientes, no dejan residuos y son las que se observan en estufas de gas o en la base de la llama de una vela. 

 

Temperatura del fuego
Foto: Patrick Hendry en Unsplash

Temperaturas promedio de las llamas

Tal como mencionamos antes, el color depende del tipo de combustión y de la temperatura que alcancen las moléculas. Las llamas se encuentran a distintas temperaturas y son tan altas que por eso podemos ver la luz que emiten. 

Las llamas amarillas y rojas normalmente aparecen entre los 500 y 1000 °C, mientras que las anaranjadas están a 1,100 – 1,200 °C y las azules (las más calientes) se observan en temperaturas mayores a los 1,300 °C. 

 

Síguenos en Facebook Síguenos en Facebook