Recursos

El planeta nos necesita

Por Gabriela Achury

 

El planeta tierra es hogar de aproximadamente 7.700 millones de personas según cálculos de las Naciones Unidas, y es responsabilidad de todos cuidarlo y a sus recursos, ya que si se acaban, no tendremos planeta donde vivir.

 

Para poder asegurar la vida del planeta debemos aprender a cuidar del medio ambiente de forma correcta, y no solo los niños sino también los adultos ya que es responsabilidad de todos.

Desde nuestra casa, trabajo, comunidad o escuela podemos realizar diversidad de actividades que contribuyan a proteger y conservar los recursos naturales pero necesitamos comenzar y renovar nuestros hábitos para que un montón de acciones individuales se conviertan en acciones grupales y finalmente mundiales.

 

Si no cuidamos los bosques y selvas de forma correcta, Guatemala y muchos otros territorios pueden convertirse en terrenos áridos con climas extremos y sin agua, y esas, no son exactamente condiciones buenas para poder vivir. La mejor forma de evitar que situaciones como estas sucedan es manejar planes forestales sostenibles, que son todas las acciones en pro de ordenar, conservar y desarrollar de forma continua todos los tipos de bosque, tanto para el beneficio económico como social y ecológico de las comunidades.

 

¿Qué podemos hacer?

 

Foto: ajipebriana en Freepik

Cuidar los bosques

A parte de la acción del personal especializado y encargado de los bosques nosotros podemos contribuir a cuidar de estos hábitats de diversas formas:

  • Al visitar un bosque o selva respetar las plantas y animales.
  • No dejar basura tirada y recoger la que se encuentra (aunque no sea tuya).
  • Si se enciende una fogata asegurarse de apagarla por completo antes de abandonar el sitio.

 

 

Foto: ajipebriana en Freepik

¡Cuida el agua!

El agua, es un recurso limitado y fundamental para la supervivencia de todas las especies, por lo que se debe usar con moderación. Para conservarla podemos tomar acciones como:

  • Bañarse en menos de cinco minutos y cerrar la llave mientras se enjabona.
  • No botar basura directamente en el inodoro.
  • Al lavar el carro hacerlo con cubeta no con manguera.

 

 

Foto: ajipebriana en Freepik

¡Ahorra energía!

La energía eléctrica en una gran cantidad de hogares proviene de plantas que utilizan combustible fósil para funcionar, por lo que reducir el gasto de energía eléctrica reduce el consumo de estos combustibles y economiza el dinero. Puedes realizar actividades como:

  • Cambia los focos comunes por ahorradores que consumen menos energía y duran más tiempo.
  • Apaga las luces si no las estás utilizando al igual que procura desconectar todos los aparatos eléctricos si no se están utilizando.
  • Evita el uso de baterías y si utilizas busca que sean recargables.

 

 

Foto: ajipebriana en Freepik

Utiliza las cuatro R’s

  • Reduce: reduce la cantidad de cosas que compras y si son absolutamente necesarias como alimentos lleva envases reciclables o bolsas de tela en lugar de pedir bolsas de plástico para meter las cosas.
  • Reúsa: procura utilizar las cosas varias veces y no las deseches de un solo, los envases de plástico o vidrio pueden servir para almacenar otra comida o incluso hacer manualidades.
  • Recicla: separa la basura en distintos recipientes y clasifica por colores si gustas, el papel y cartón en botes amarillos, el vidrio, plástico y metal en uno azul, los restos de comida en uno rojo y los restos de aceite, juguetes o baterías en uno verde.
  • Recupera: busca realizar actividades que se relacionen con el cuidado del medio ambiente de forma constante y en diversos ambientes como reciclar papel o aprender a fabricar papel nuevo de uno viejo.

Fuente: Folleto: Más de 100 consejos para cuidar el ambiente desde mi hogar.