Recursos

¿Por qué las montañas lejanas se ven azules?

Por Gabriela Achury

Muchas personas disfrutan de ver los paisajes en especial en los meses con pocas nubes ya que el cielo se ve muy lindo; pero ¿te has dado cuenta que también mientras observamos, las montañas lejanas se ven azules por alguna razón?

 

¿Por qué sucede esto?

En realidad no es que las montañas se vean azules ya que no lo son; sino es un efecto visual como resultado de partículas presentes en el aire. 

Este famoso efecto que ha despistado a muchos sucede en las primeras y últimas horas del día. De igual forma; en los meses con menor cantidad de nubes podemos observar mayor cantidad de tonos azules en el paisaje. 

Las montañas lejanas se observan con tonos azules y no verdes (como en su mayoría son) debido a que en la atmósfera se encuentran

Las montañas lejanas se ven azules
Foto: Mark Koch en Unsplash

flotando partículas gaseosas que componen el aire y le dan el color azul al cielo específicamente. Estas moléculas de aire causan que la luz solar se disperse y den una radicación amplia que al juntarse en grandes cantidades hace que los elementos se vean azules. 

Debido a que las montañas del paisaje normalmente están muy lejos; las moléculas se acumulan y dan un efecto interesante que les da el color azul. Además; estos tonos azulados se degradan con la distancia y se vuelven más opacos. Este efecto hace que el cerebro identifique mejor la profundidad y distancia de las montañas que observamos. 

Así que ya lo sabes, ni las montañas son azules, ni tus ojos te engañan. Este es solo un efecto de la luz y la atmósfera.

Encuentra videos con datos interesantes en nuestro canal de YouTube. Suscríbete a nuestro canal de YouTube