Recursos

Lectura para la vida

Por Redacción Educativa

 

El premio “Maestro 100 puntos” es un reconocimiento que se hace desde 2006 a docentes y directores de Guatemala que han realizado un trabajo excepcional al brindar una educación de calidad a sus alumnos a través de nuevas metodologías o innovaciones en sus aulas.

 

Una de estas ganadoras es Magda Yecenia Hernández Camposeco, maestra de primero primaria de la Escuela Oficial Rural Mixta Aldea Yalambojoch, Nentón, Huehuetenango con el proyecto “Lectura para la vida”

 

Esta maestra desarrolló un proyecto educativo enfocado en fortalecer la creatividad e imaginación promoviendo la lectura y escritura de cuentos.

Los objetivos de “Lectura para la vida” son:

  • Desarrollar el pensamiento lógico, la imaginación y la confianza a través de la lectura.
  • Adaptar la lectura al entorno del estudiante y motivarlo a exteriorizar sus emociones.

La metodología utilizada para este proyecto es utilizar diversos cuentos de distintos libros según un tema en específico y aprovechar el uso de otros instrumentos como marcadores, lápices, crayones y hojas blancas y de color.

 

Pero, ¿qué es exactamente Lectura para la vida?

 

La metodología se desarrolla a través de una serie de pasos:

  • Antes de iniciar la lectura, la maestra pide a los estudiantes que “enciendan el cerebro”. Esto se realiza a modo de juego diciendo que en el cerebro hay una televisión mágica (telemagica) que los puede llevar a otros lugares y tiempos, donde los niños podrán; ver, vivir y sentir lo que sucede en el cuento.

Esta pequeña actividad predispone a los niñosa  recordar y posteriormente imaginar, logrando retención, interpretación y secuencia lógica del cuento.

Foto: Archivo

 

  • Dividir una hoja en 4 partes iguales, ya que en cada una dibujaran una parte una etapa del cuento. En la primera, el inicio; en la segunda y tercera, el trama; y en la última la conclusión.
  • Se da inicio a la narración del cuento y los estudiantes tienen la posibilidad de participar de forma espontánea.
  • Al finalizar, los estudiantes se reúnen en grupos para hablar sobre los aprendido del cuento y explicarlo a los demás usando diversos materiales de apoyo como carteles, imágenes u otros.
  • Los estudiantes exponen lo aprendido y los demás los evalúan asignando un punteo a sus compañeros. Previamente se han establecido normas como levantar la mano para opinar y respetar a cada estudiante que presenta.
  • Al final del año, todos los estudiantes presentan un portafolio con el material realizado de todos los cuentos leídos.

 

Este proyecto en clase apoya a dar importancia a cada estudiante al aceptar sus opiniones, brindar cariño, paciencia y atención. También ayuda a mejorar la estabilidad emocional del estudiante y a disminuir sus temores. También permite que los estudiantes se identifiquen con las historias y compartan en clases sus experiencias dando a la maestra mayor oportunidad para orientar y motivar en el aprendizaje y la vida.

A fin de año, los estudiantes logran alcanzar diversas competencias como: mayor fluidez en la lectura y mejor comprensión de los textos que leen, pierden el temor a hablar en público, son críticos, adquieren el hábito de lectura y establecen metas para el futuro.

 

En el caso particular de la maestra Magda, se logró preparar correctamente a los niños con las competencias adecuadas para el segundo grado, apoyar la conservación del idioma mam como parte de la cultura local y la contextualización con los cuentos trabajados y desarrollar valores como la comprensión y el respeto entre sus alumnos.

 

Colaboración: Empresarios por la Educación, Premio Maestro 100 puntos.