Recursos

Día del maestro

Por Gabriela Achury

 

Una frase célebre de Benjamin Franklin dice “dímelo y lo olvidaré. Enséñame y lo recordaré. Involúcrame y lo aprenderé” haciendo referencia a la labor de los verdaderos educadores que llevan el enseñar un paso más allá de lo que está en los libros.

 

Foto NeONBRAND en Unsplash

Día a día nos relacionamos con muchos maestros y sus enseñanzas, algunos en el colegio, otros fuera de él, algunos ahora, otros en nuestro pasado, pero todos nos han enseñado algo.

 

La labor docente no es algo fácil como muchos creen, no es solo sentarse y hacer “dibujitos” o dedicarse a dejar tareas, es mucho más que eso, es una vocación que involucra más factores que los que vemos a simple vista.

 

Para muchos maestros implica horas de trabajo para desarrollar el material a usar en clase, horas analizando lecturas que llamen la atención, fines de semana llenos de exámenes para calificar o simplemente días de tener las preocupaciones de los niños en la cabeza y ver cómo hacer del aula un ambiente ameno y agradable donde los estudiantes estén felices y puedan desarrollarse correctamente.

 

Historia del día del maestro

Aunque el 5 de octubre la UNESCO celebra el Día Mundial de los Docentes para celebrar el establecimiento de criterios referentes a los derechos y responsabilidades del personal docente, en Guatemala lo celebramos en una fecha completamente distinta.

Foto: Hemeroteca PL

 

En Guatemala, cada 25 de junio celebramos el Día del maestro en conmemoración del asesinato de la maestra María Chinchilla.

Esta fecha hace referencia a lo sucedido en 1944, cuando la maestra fallece como consecuencia de las acciones violentas del gobierno de Jorge Ubico para reprimir una manifestación de protesta donde participaban docentes y estudiantes universitarios contra el régimen opresor del gobierno.

 

En honor a esta docente que murió como mártir de la causa, se seleccionó esta fecha para celebrar a todos los maestros del país por su valiosa labor por la educación de los guatemaltecos, así como el esfuerzo y dedicación que ponen en la formación de todos.

 

Agradece a tu maestro hoy y siempre ya que su labor es mucho más importante de lo que puedes imaginar, son los encargados de sentar las bases para el desarrollo de una mejor sociedad, dedican su tiempo a planificar, a buscar métodos para que todos los estudiantes aprovechen de la mejor manera el proceso, están pendientes de todos los estudiantes e intentan dejar una huella positiva en cada uno.

Por esto y más ¡feliz día del maestro!