'

¿Te imaginas qué pasaría si te prohibieran hablar en la mesa y tuvieras que comer en silencio?

 

Por lo general, la hora de la comida es el momento en que las familias comparten juntas y aprovechan para contarse cómo estuvo su día. Ahora bien, ¿te imaginas qué pasaría si te prohibieran hablar en la mesa y tuvieras que comer en silencio? Seguro que sería algo muy difícil porque estaría prohibido hasta pedir que te pasen el pan. Sin embargo, esto es lo que ofrece el restaurante Eat en Brooklyn, Estados Unidos.

En este lugar, los clientes no pueden emitir el más mínimo sonido durante la comida. Nicholas Nauman, el chef del restaurante, cuenta que se le ocurrió la idea en un viaje a India, en donde vio que los monjes budistas comían en completo silencio. Y para su sorpresa, la idea resultó ser un éxito. El restaurante siempre está lleno y todos los clientes respetan la regla y disfrutan de sus alimentos en total silencio.

¿Qué dices, te gustaría conocer este restaurante? ¿Podrías permanecer sin decir una sola palabra?