La Luna: fases de la luna

La luna, debido a su posición y movimiento junto con la tierra y la forma en la que refleja la luz solar pasa por distintas fases en un ciclo que se repite una vez al mes cada 29.5 días.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

La Luna, debido a su posición, a su movimiento que acompaña a la tierra y la forma en la que refleja la luz solar, pasa por distintas fases en un ciclo que se repite una vez al mes (cada 29.5 días para ser exactos).

Mientras la Luna orbita alrededor de la tierra, el Sol ilumina de distinta manera la cara de la luna que tiene frente a él, y debido a que el ser humano observa la Luna desde el centro de la órbita es que se observan los distintos estados  según la parte de la cara iluminada.

 

 

A estas fases se les conoce como:

 

Luna nueva: la Luna se encuentra entre el Sol y la Tierra, pero la cara que no se ve desde la Tierra es la que recibe la luz. Por esto, pareciera que no hay luna (aunque claro que siempre está presente.

Cuarto creciente: La Luna está en un ángulo de 90 grados entre la Tierra y el Sol, por lo que se puede empezar a ver el reflejo de la luz.  Solo se ve una parte de la Luna, es cuando parece que tiene forma de una “uña”.

Luna llena: a Luna se encuentra detrás de la Tierra lejos del Sol, permitiendo que los rayos de luz se reflejen completamente en toda la cara que queda frente a la tierra, por lo que la Luna se ve “redonda” y en todo su esplendor.

Cuarto menguante: la Luna está en un ángulo de 270 grados en relación a la Tierra y el Sol, reflejando sólo una parte de ella. Además, da la impresión de que va desapareciendo poco a poco, hasta que tiene forma de “uña” nuevamente antes de desaparecer del cielo nocturno y comenzar el ciclo nuevamente.

 

Foto: Archivo
Foto: NASA