Meopotamia: pueblos

Esta civilización estuvo compuesta por 4 pueblos principales que tenían características específicas que hicieron de esta cultura una muy resonada e importante.

10-12

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

Aunque se conoce como civilización mesopotámica a los habitantes del área entre los ríos Eufrates y Tigris; esta civilización estuvo compuesta por cuatro pueblos principales o «pueblos mesopotámicos». Estos pueblos tenían características específicas que hicieron de esta cultura una muy resonada e importante y formaron parte del esplendor de la primera civilización.

Arte de los pueblos mesopotámicos
Foto: Shutterstock

 

Pueblos conocidos como mesopotámicos

Sumerios

Se dedicaban a la agricultura y tenían una sociedad muy organizada. Vivían en hogares hechos de paja y barro; por lo cual se consideran pioneros de la construcción. Sembraron en sus tierras, domesticaron animales y crearon las primeras sociedades o comunidades. Era un pueblo que vivía en paz hasta que en el año 2,350 a.C. fueron invadidos por los Acadios. 

En su época de mayor desarrollo, levantaron ciudades amuralladas alrededor de un templo principal que siempre estaba en el centro. Este no solo funcionaba como un lugar de culto sino también como sede de gobierno, justicia y de disciplinas como la ciencia, economía y comercio. 

Tuvieron varias ciudades y cada una tenía su propia organización, por lo que se le llamaba Ciudades-Estado. Las más importantes fueron: Ur, Uruk, Nippur y Lagash. 

 

Acadios o Akkadios

Fueron un pueblo de origen Semita que se ubicaba al norte de los Sumerios y terminaron invadiendo Mesopotamia. Buscaban un reino unificado borrando la división con sumeria y formado un solo gran imperio. Aunque lograron su objetivo de forma breve; este se disolvió cuando murió su jefe, Sargón.

 

Babilonios

Se formaron por dos pueblos que venían de Arabia: los Amoritas y los Elamitas; quienes conquistaron Mesopotamia y fundaron las ciudades de Marí y Babilonia. 

El pueblo Elamita fundó Marí; una ciudad bastante moderna en donde se valoró y plasmó la riqueza cultural de la civilización. Construyeron una biblioteca con 21,000 tablillas en sumerio y acadio. 

El pueblo Amorita, por otro lado, fundó Babilonia. Esta luego se convirtió en la capital del gran imperio debido a su cultura, esplendor y opulencia. Uno de sus reyes más importantes y conocidos fue Hammurabi, quien no solo dictaminó las bases de las leyes actuales sino también logró unificar el imperio. 

 

Asirios

Era un pueblo Semita guerrero que se apoderó de Mesopotamia con violencia. Conquistaban a los pueblos y los repoblaron con Asirios; y mientras esto sucedía, los habitantes anteriores eran enviados como esclavos a Asiria. 

Tenían por capital la ciudad de Nínive; la cual vio su final, al igual que este pueblo, de forma muy violenta por los Babilonios y los Medos.

Escritura de los pueblos mesopotámicos
Foto: Pixabay

 

Encuentra videos educativos en nuestro canal de YouTube. Suscríbete a nuestro canal de YouTube