Otros signos de puntuación

Los signos de puntuación marcan las pausas y guían la entonación que se debe dar al leer enunciados o realizar lecturas con el propósito de facilitar la comprensión y evitar encontrar dudas respecto a lo que dice.

10-12

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

Los signos de puntuación marcan las pausas y guían la entonación que se debe dar al leer enunciados o realizar lecturas con el propósito de facilitar la comprensión y evitar dudas respecto a lo que dice.

 

Aunque los signos de puntuación más utilizados son el punto (.), la coma(,) , el punto y coma (;) y los dos puntos(:); existen otros que son igual de importantes pero que se usan en casos más específicos.

 

Comillas: es un signo ortográfico doble que se utiliza de 3 formas distintas en el español: latinas (« »), inglesas (“ ”) y simples (‘ ’). Se usan pegadas a la primera y última palabra del texto que se busca resaltan; se deja un espacio en blanco entre ellas y la siguiente palabra si se continúa escribiendo pero si es punto se pone junto a las comillas. Se usa para:

Foto: Hago mi Tarea
  • Citas textuales y frases:

“Creo en el Cristianismo así como creo que el sol ha salido. No sólo porque lo veo, sino porque gracias a que lo veo puedo ver todo lo demás” – C.S. Lewis

 

  • Cuando se incluye un comentario de quien dice la cita:

“Las cosas no siempre suceden como quisiéramos -dijo María- pero debemos seguir caminando”.  

 

  • Para citar títulos de un artículo, poema o capítulo.

Friedrich Engels publicó hace más de 100 años su famoso libro “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado”. 

 

Paréntesis: es un signo ortográfico doble que se usa dentro de las oraciones para brindar información complementaria o hacer una aclaración adicional. Su forma es esta ( ) y pueden utilizarse en distintos casos:

Foto: Hago mi Tarea
  • Al interrumpir un enunciado con una aclaración:

“El efecto que tienen los eventos o desastres naturales en el paisaje cambia la topografía (relieve de una superficie) de distintos terrenos.”

 

  • Intercalando datos como fechas, lugares o brindando siglas.

“ …encontró sus inicios con la “Recuperación de la Memoria Histórica” (REMHI) junto con la iglesia Católica… ”.

 

  • Introduciendo opciones dentro de un texto ya sea una sola letra o una palabra.

“El niño(a) debe introducir todos los granos de maíz en la botella utilizando las pinzas” 

 

Corchetes: con un uso similar al paréntesis, pero menos frecuentes, se ven así [], y se utilizan para:

Foto: Hago mi Tarea
  • Mencionar información extra a un texto que ya se encuentra entre paréntesis.

“Si buscamos mencionar a las bandas más famosas, los Beatles (Inglaterra [1960’s]) se encuentran siempre en las primeras posiciones de todos los conteos”. 

 

  • En poesía para delimitar que un segmento o palabra continua pero no cabe en la línea.

  Escogí entre un asunto grotesco y otro trágico,

llamé a todos los ritmos con un conjuro

                                                         [mágico] 

 

Signos de interrogación y exclamación: en español, al contrario de otros idiomas, van al abrir y al cerrar la frase. Unos se utilizan para marcar una pregunta (¿?) y los otros para resaltar sorpresa, emociones o importancia en una frase (¡!).

Foto: Hago mi Tarea

 

“¿Quién dice que no voy a llorar?”

¡Feliz cumpleaños! 

No necesariamente abren la frase, pueden ir en medio. En estos casos, la primera letra va en minúscula.

“Después surgieron muchas dudas al respecto cómo ¿dónde sucede? y ¿por que no siempre pasa?.” 

Solo para informarte ¡no harás que cambie de opinión! 

 

 

Puntos suspensivos: Estos son tres puntos consecutivos (…) que se colocan uno tras otro sin espacio entre ellos y seguidos de la última palabra. En caso de continuar escribiendo una frase nueva después de ellos, se debe iniciar con mayúscula. Se pueden utilizar para:

Foto: Hago mi Tarea
  • Señalar pausa o interrupción voluntaria dentro de un discurso

“Espero que estas sean buenas noticias, aunque me daba miedo preguntar… No sabía cuál iba a ser el resultado de todo”. 

 

  • Para evitar repeticiones dentro de una cita si algo ya se mencionó anteriormente.

“Si hemos leído La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina de Larsson, podemos comprender de mejor manera como se vivía en esa época. La redacción  que posee La chica que soñaba… Es un poco complicada pero permite diversas interpretaciones”.

 

  • Cuando se desea dejar un enunciado en suspenso para que el lector imagine lo sucedido.

“Nadie podía creer que se había desvanecido de esa manera, la noche era obscura y sus intenciones… Bueno, mejor solo digamos que nunca habían sido buenas”. 

 

  • Al final de enumeraciones abiertas o incompletas donde podrían escribir muchas opciones.

“Los países que empiezan con la A son: Afganistán, Albania, Alemania, Andorra, Angola… entre otros”. 

 

En nuestro idioma existen muchos signos de puntuación, pero aprender a utilizarlos correctamente permitirá redactar ensayos, trabajos, cuentos o diálogos de mejor manera.