Estaciones del año

Las estaciones son resultado de la exposición constante de un hemisferio mientras apunta directamente al sol durante un periodo de tiempo, aumentando sus temperaturas, girando no solo sobre su eje sino sobre su órbita alrededor del sol mientras el otro hemisferio se encuentra con temperaturas más frías y noches más largas por estar alejado del sol.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

El planeta tierra se encuentra girando sobre su eje y alrededor del sol en un ciclo sin fin que da origen a los días y los años, pero debido a distintos factores que implican grandes terremotos, la tierra se ha movido de forma parcial de su eje causando que no gire de forma recta sobre la órbita sino inclinada a 23,5 grados del que debería ser su eje natural. 

Esta inclinación que sufre la Tierra, y algunos otros planetas, hace que la duración de los días y la exposición de ciertas partes de la tierra al sol no sea equitativa durante el año, causando las conocidas como estaciones. 

Las estaciones son resultado de la exposición constante de un hemisferio mientras apunta directamente al sol durante un periodo de tiempo, aumentando sus temperaturas, girando no solo sobre su eje sino sobre su órbita alrededor del sol mientras el otro hemisferio se encuentra con temperaturas más frías y noches más largas por estar alejado del sol. 

 

Este proceso de rotación en su eje y su órbita alrededor del sol cambia cada 6 meses cuando la tierra altera su posición respecto al sol causando que el hemisferio que se encontraba lejano al sol con temperaturas bajas ahora se exponga de forma más cercana al sol. 

No en todas las partes del mundo se experimentan las mismas estaciones ya que su cambio en la rotación y órbita no es tan dramático, por lo que se pueden definir 4 estaciones generales: 

Foto: Pixabay

Aunque se sabe que la tierra gira y que la exposición del sol cambia de intensidad dependiendo del punto donde se encuentra en la órbita, hay ciertas partes de la tierra, las ubicadas en la línea del ecuador, donde los rayos solares pegan siempre de la misma forma causando únicamente dos estaciones, lluviosa (invierno) y sequía (verano).