Leyendas de México

Las leyendas mexicanas han sido grandemente influenciadas por la cultura mexica y la cultura popular. Descubre algunas leyendas de México y compártelas.

8-10

AÑOS
Por Redacción Educativa

La cultura mexicana se identifica a nivel mundial por sus historias relacionadas al conocimiento ancestral Azteca. Muchas de estas historias han evolucionado con los años hasta convertirse en Leyendas famosas que se conocen en todo México. 

Te compartimos algunas de estas leyendas tanto para que aprendas un poco de historia mexicana como para que las disfrutes en tu tiempo libre ya que la lectura siempre es importante. 

 

Algunas leyendas de México

El sol y la luna

Cuenta esta leyenda que al inicio la tierra estaba en oscuridad completa todo el día, siempre era de noche pero nunca de día. 

En ese entonces existían unos seres llamados los más “poderosos” que vivían en el cielo. 

Leyenda mexicana del sol y la luna
Foto: Pixabay

Un día los poderosos se juntaron en la ciudad en el cielo llamada Teotihuacán para crear el sol y dar luz a la tierra. Se dice que crearon una enorme hoguera para crear el sol y el poderoso que quisiera convertirse en sol debía saltar en esa hoguera. 

Solo habían dos poderosos como candidatos.

El primero era un poderoso grande, fuerte, y rico. Tenía muchas joyas y oro que ofrecía a los demás para mostrar su poder y orgullo. 

El otro en cambio era pequeño, débil y pobre. No tenía más que ofrecer que la sangre de su corazón y sus sentimientos de forma humilde. 

 

Leyenda del sol y la luna de México
Foto: Pixabay

Al momento de saltar a la hoguera el primero se asustó y no saltó; pero el segundo sí lo hizo porque era muy valiente y de esa forma se convirtió en el sol. El primer candidato sintió mucha vergüenza al ver al otro convertido en el sol magnífico y decidió saltar también en la hoguera.

 

Este también se convirtió en el sol; pero como no podían existir dos soles los poderosos decidieron apagar al segundo. 

¿Cómo lo hicieron? Los poderosos lanzaron un conejo con mucha fuerza contra el segundo sol y el brillo de este comenzó a apagarse hasta convertirse en la luna. 

 

El hijo del maguey

Cuenta la leyenda que en México, una doncella llamada Xóchitl le regaló al rey Tecpancaltzin una jícara de miel de maguey. Este rey terminó enamorándose de la mujer con este obsequio y al poco tiempo tuvieron un hijo al que pusieron de nombre Meconetzin o “hijo del maguey”. 

 

Leyendas de México del hijo del maguey
Foto: Pixabay

El niño creció y tenía de forma curiosa, el pelo rizado en forma de tiara. Desde antes de este suceso, existía entre los Toltecas una profecía que decía: “El pueblo Tolteca tendrá su fin cuando suba al trono un rey de pelo crespo en forma de tiara y cuando la naturaleza engendre conejos con cuernos de venado”. Esta profecía y el príncipe preocuparon al resto del pueblo. 

 

Con los años, Mexconetzin se volvió el rey y cambió su nombre a Topiltzin. Por un tiempo fue un rey pacífico, querido y admirado; aunque luego se convirtió en un tirano. 

Durante estos años con Topiltzin al mando, un día se cazó un animal bastante extraño, un conejo con cuernos de venado. La profecía estaba por cumplirse. 

 

Poco tiempo después de esto comenzaron a suceder distintos desastres naturales en el territorio; huracanes, plagas, sequías e inundaciones arrasaron con la población. De igual forma; este pueblo estaba en guerra con los reyes de Xalisco, quienes invadieron el territorio Tolteca. Topiltzin huyó cuando esto sucedió y nunca más volvió a aparecer. 

La profecía terminó por cumplirse y el pueblo Tolteca dejó de existir. 

 

El árbol del vampiro

Esta leyenda sucedió en tiempos más recientes, durante la época de la colonia en la ciudad de Guadalajara

Se dice que llegó de Europa un hombre muy rico al que llamaban Don Jorge, aunque era un hombre muy extraño que salía vestido siempre de negro todas las noches. 

Se dice que cada vez que salía aparecían muchos animales muertos, y que con el tiempo estos se convertían en humanos. Esta situación comenzó a preocupar a los demás pobladores que pronto salieron a buscar al responsable. En esta búsqueda encontraron cerca del Panteón de Belén a Don Jorge atacando a un hombre y parecía que estaba mordiendo su cuello. 

 

El árbol del vampiro, leyenda mexicana
Foto: misteriosarealidad

Los pobladores comenzaron a perseguir a Don Jorge pero este logró huir. El cura del lugar fue a buscarlo para intentar practicar un exorcismo y curar al hombre; aunque cuando esto pasó el ya conocido como vampiro juró vengarse de todos justo antes que alguien le clavara una estaca en el pecho. 

 

 

Don Jorge murió con esto y fue enterrado en el Panteón de Belén; aunque, luego de enterrarlo, comenzó a crecer un árbol justo sobre la lápida. La leyenda dice que el día que este árbol se derrumbe o que las raíces rompan totalmente la lápida, Don Jorge regresará para cumplir su venganza. 

 

El callejón del beso

Esta leyenda surge de una historia trágica de amor, algo como la versión mexicana de Romeo y Julieta.

La historia se da en Guanajuato, en una calle que mide solo 68 centímetros de ancho donde los balcones de las casas están casi pegados. 

Esta es una historia de amor prohibido entre Doña Carmen y Don Luis. 

 

Carmen era la única hija de un padre avaro y codicioso que había perdido gran parte de su fortuna y deseaba recuperarla al casar a su hija con algún comerciante exitoso. Su padre cuidaba tanto de Carmen que la mantenía encerrada en su casa la mayor parte del tiempo para evitar que conociera a cualquier hombre común y pobre. 

A pesar de esto, Doña Carmen conoce en un templo cerca de su casa a Don Luis, un minero humilde del que se enamora. A pesar de reunirse a escondidas; un día el padre de Doña Carmen los descubre y ella es encerrada en su casa bajo amenazas de mandarla lejos. 

 

Leyenda del callejón del beso
Foto: notus

Los enamorados se ven separados a la fuerza y Doña Carmen llora a diario. Don Luis no encontraba forma de estar lejos de su amada ni de comunicarse con ella; pero un día camino a casa de ella observó que había un balcón que quedaba en frente del balcón de su amada. 

Don Luis pone todas sus ganancias para comprar la casa frente a la de su amada con el fin de estar cerca de ella ya que los balcones se encontraban a unos centímetros de distancia.

 

Don Luis y Doña Carmen se reencontraron y juraron amor eterno en ese balcón; aunque, lamentablemente el padre de Doña Carmen observó todo y entró a la habitación de su hija con rabia. 

En un impulso de enojo, el señor clavó una daga en el pecho de su hija. 

Don Luis no sabía que hacer, aunque mientras Doña Carmen moría él todavía sostenía su mano entre las suyas hasta que esta quedó fría y sin movimiento. Don Luis la dejó con un tierno beso en su mano y se alejó de la escena tan atroz. 

 

La leyenda cuenta entonces que, aunque ellos tuvieron un fin trágico, los enamorados que se besen en este mismo balcón tendrán amor eterno. 

 

La princesa Donaji

Esta leyenda cuenta que el monarca zapoteco Cosijoeza y su reina Coloyocaltzin tuvieron una hija a la que llamaron Donají. Esta princesa fue destinada desde pequeña a sufrir aunque no se sabía exactamente por que. 

 

Con los años, entraron en guerra los zapotecas y los mixtecos. En este proceso, los zapotecas capturaron a un mixteca que estaba bastante herido y lo dejaron morir. Sin embargo, Donají no soportó verlo mal y cuido de sus heridas, lo sanó y cuando estuvo bien, lo dejó regresar a la guerra sin saber que era el príncipe mixteco Nucano. 

Con el regreso del príncipe, el pueblo mixteco se llenó de confianza y atacaron con más fuerza. Terminaron por obligar a Cosijoeza a abandonar una de las ciudades zapotecas más importantes y realizaron negociaciones de paz. 

Debido a la desconfianza de Nucano por el rey zapoteca, pidió como garantía de paz a la princesa Donají; quien fue llevada a territorio mixteco. 

 

Donají sintió que le había fallado a su pueblo e intentó revivir la guerra y enviar señales para rescatarla. A pesar de esto; sus esfuerzos fallaron y fue descubierta antes de poder huir de su prisión. 

Leyendas de México la princesa Donaji
Foto: Transparencia.municipiodeoaxaca

Ante tal traición donají fue decapitada y enterraron sus restos de forma que nadie pudiera encontrarlos. 

Con el tiempo, la leyenda cuenta que un pastor que caminaba por la orilla del río se vio atraído por un lirio salvaje o Azucena y decidió arrancarlo para quedarselo. Sin embargo, al hacer esto, junto con las raíces resurgió la cabeza de Donají sin señales de degradación atribuyendo esto a que murió por su pueblo. 

 

 

Recuerda comentarnos en nuestra página de Facebook qué te parecieron estas leyendas. Síguenos en Facebook