Signos de puntuación

Para redactar ya sea oraciones, párrafos o largos textos escritos, se debe tener en cuenta los conocidos como símbolos de puntuación para buscar dar mejor sentido a la palabra escrita, evitar interpretaciones distintas y señalar fragmentos del texto que tienen carácter especial.

8-10

AÑOS
Por Gaby Castro y Gabriela Achury

 

Nuestro lenguaje escrito no funciona sin los signos de puntuación. Se trata de los símbolos que utilizamos para mejorar, de diversas maneras, nuestra redacción. En esta nota, repasaremos los más comunes: el punto, la coma, etc…

 

En el párrafo anterior, por ejemplo, utilizamos varios signos de puntuación, así que funciona como buena demostración del uso que se les debe dar.

 

Se representan de manera gráfica dentro de los textos permitiendo estructurarlos, dar mejor sentido a la palabra escrita, evitar interpretaciones distintas y señalar fragmentos especiales buscando transmitir de forma correcta el mensaje. Sirven para marcar pausas, dar una entonación especial a ciertas palabras o frases, agregar información, dar paso a una lista, entre otras.

Los signos de puntuación tienen normas establecidas para su uso y aunque hay de muchos tipos, estos son los básicos:

 

El punto: indica una pausa al final de una oración. Como regla para el uso de este signo, después de un punto, siempre se comienza a escribir nuevamente con mayúscula.

 

El punto, a su vez, tiene variantes:

Foto: Hago mi Tarea
  • Punto y seguido – Se utiliza para separar oraciones que forman parte de un mismo párrafo. Luego de utilizarlo se debe continuar la escritura en la misma línea.

 

  • Punto y aparte – Se usa para separar párrafos dando fin a ideas. Luego de este se debe continuar la escritura en la línea siguiente.

 

  • Punto y final – Este es el punto que, como dice su nombre, da fin a un texto.

 

 

La coma: marca una pausa breve dentro del texto y permite separar ideas dentro de una misma oración. Este signo de puntuación puede usarse en casos específicos como:

Foto: Hago mi Tarea
  • Separar componentes de una misma oración. Por ejemplo:

 

“El domingo comimos poporopos, vimos películas y nos divertimos mucho”.

 

  • Encerrar incisos o aclaraciones y señalar partes de la oración que se pueden omitir. Por ejemplo:

 

“Al terminar el ciclo escolar, aunque no todos los años, hacemos un viaje con mis papás”. 

 

  • Antes y después de una conjunción o de un adverbio. Por ejemplo:

 

“No tenía nada de frío, es decir, que no necesitaba utilizar suéter”.

 

 

Los dos puntos: son una pausa mayor que la coma pero menor que el punto y puede utilizarse igual que la coma en casos específicos como:

Foto: Hago mi Tarea
  • Antes de una cita textual llamando la atención del lector. Por ejemplo:

 

“Como dice mi mamá: quien madruga Dios lo ayuda”.

 

  • Antes de una serie de datos enumerados. Por ejemplo:

 

“Los días de la semana son: lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo”. 

 

  • En una carta o documento oficial luego del saludo de cortesía. Por ejemplo:

 

“Querida madre:”.

 

El punto y coma:  es una pausa mayor que la coma pero menor que el punto y seguido. Se utiliza para separar ideas del mismo tema pero al mismo tiempo hacer énfasis en cada parte como una idea completa. Se puede utilizar de la siguiente forma:

Foto: Hago mi Tarea

 

  • Para separar elementos de un conjunto que incluyen a su vez más elementos separados por comas. Por ejemplo:

 

“Ella dijo que tenía muchas cosas favoritas: libro, The host; comida, helado; color, anaranjado y película, About time”.

Hoja de trabajo - Signos de puntuación