Recursos

¿Cuál es la diferencia entre una planta y un animal?

Por Gabriela Achury

 

Todos los días vemos cantidad y diversidad de plantas y animales, algunos propios del lugar donde vivimos, otros importados y adaptados a nuestro entorno. Pero ¿sabías que estos dos seres vivos tienen sus similitudes y diferencias?

Aunque ambos son seres vivos, la principal diferencia que tienen es que los animales pueden moverse y las plantas no. Además, los animales se alimentan de otros animales o plantas, y estas últimas producen su propio alimento a través de la fotosíntesis.

 

Pero las cosas no son tan simples, podemos averiguar un poco más y ampliar esas diferencias y buscar similitudes también, empecemos con estas.

 

Semejanzas entre las plantas y animales 

Foto: Macrovector en Freepik

 

  • Si, ambos son seres vivos y esa es la primer semejanza entre animales y plantas, ya que, aunque físicamente no se parezcan (a excepción de algunos animales como el insecto-hoja o algunas flores) tienen un ciclo de vida similar: nacen, crecen, se alimentan, se reproducen y mueren.

 

  • También se puede mencionar que ambos necesitan prácticamente de los mismos elementos naturales para sobrevivir, aunque los consigan de distinta manera. Tanto plantas como animales necesitan: agua, nutrientes (del suelo o de otros animales o plantas) y sol.

 

  • Una última semejanza puede encontrarse a nivel celular. Estos dos tipos de seres vivos pertenecen a la misma categoría o clasificación debido a que poseen células eucariotas. Esto quiere decir que sus células (aunque distintas de forma externa) tienen un núcleo definido y organelos especializados, a diferencia de las bacterias, que pertenecen a otra clasificación por tener células procariotas.

Como ya hemos dicho, hay semejanzas y diferencias entre estos dos seres vivos. Luego de mencionar las semejanzas, que son un poco más difíciles de encontrar, podemos mencionar las diferencias que son fácilmente identificables.

 

Diferencias entre las plantas y animales 

 

  • Podemos comenzar mencionando que tienen formas completamente distintas de adquirir su alimento y nutrirse. Los animales pueden alimentarse de diversas fuentes siendo carnívoros (de otros animales) o herbívoros (alimentándose de plantas), mientras que las plantas son capaces de producir su propio alimento a través de un proceso conocido como la “fotosíntesis”, donde convierten la luz solar en alimento.
Foto: Hugo Brightling en Unsplash

 

  • Otra diferencia se encuentra en la capacidad de movimiento. Las plantas no se pueden desplazar y no tienen necesidad de, ya que todo lo que necesitan para sobrevivir lo toman del ambiente, a diferencia de los animales que necesitan movilizarse para conseguir alimento y vivienda.

Pero no solo es por la necesidad de alimento que los animales pueden moverse y las plantas no, es un poco más complicado y tiene relación con el aparato locomotor y los sistemas y órganos relacionados al movimiento que las plantas no poseen.

 

Foto: Couleur en Pixabay
  • Gracias a la capacidad de las plantas de fabricar su propio alimento, no necesitan de ningún aparato para realizar la digestión o excreción a diferencia de los animales que necesitan de aparatos locomotores, digestivos, nerviosos, respiratorios y excretores para desarrollarse correctamente.

 

  • Las plantas pueden tener un crecimiento ilimitado si se encuentran en un ambiente que lo permita, en cambio los animales crecen de forma limitada por la edad y la genética propia de cada especie.

 

  • Aunque mencionamos que tanto animales como plantas poseen células eucariotas, que los ponen en la misma clasificación celular, no significa que estas células que forman sus organismos sean iguales.

Las células de las plantas se diferencian de las animales en primer lugar por la estructura de su pared celular, que es rígida, limitando el cambio de forma o movimiento. Completamente distinta a la célula animal que no posee pared celular, permitiendo que cambien (de forma restringida claro) de forma y se desplacen.

 

  • Finalmente, podemos mencionar como diferencia entre estos seres vivos, la forma de reproducción. Esto debido a que la mayoría de plantas puede reproducirse sin necesidad de fusionar las células sexuales, siendo seres capaces de reproducirse de forma asexual con partes de una planta creando otro ser vivo idéntico.

Los animales, por otro lado, se reproducen de forma sexual (a excepción de animales como las estrellas de mar) necesitando de dos seres de la misma especie y generando variabilidad genética, creando seres que no son idénticos a sus progenitores.

 

Son diversas las semejanzas y diferencias entre estos seres vivos y mientras más se investigue de cada uno más se aprende, lo importante es saber que son seres que merecen igual respeto para que puedan desarrollarse correctamente y contribuir a la biodiversidad del planeta.