Recursos

¿Quién fue Nelson Mandela?

Por Gabriela Achury

 

Fue uno de los activistas y políticos sudafricanos más conocidos de los últimos años que lideró diversos movimientos contra el “apartheid”, que era un sistema político y social que buscaba la segregación o separación de la población basada en motivos raciales.

 

Su infancia

Este gran defensor de los derechos humanos nació el 18 de julio de 1918 en Transkei, una zona rural de Sudáfrica y era el hijo del jefe de una tribu. Originalmente su nombre era Rolihlahla, que significa “revoltoso”, aunque, para poder estudiar en una escuela metodista fue bautizado con el nombre “Nelson”.

Lamentablemente, su padre fallece cuando tiene 9 años y queda al cuidado de un primo, el gran jefe Jongintaba, con quien comienza a tomar conciencia de la justicia y se interesa por escuchar a los jefes tribales. Posteriormente, pasa a ser parte del mismo consejo tribal e ingresa a un internado para negros donde recibe educación superior.

 

Foto: Pixabay

Inicia su lucha contra el conformismo

Era, y todavía es, muy común en algunas culturas arreglar los matrimonios, y Mandela no fue la excepción. En 1941 su primo arregló un matrimonio para él , pero Mandela, decidido a forjar su propio camino abandona su aldea y se dirige a Johannesburgo.

En la “gran ciudad” conoce a Walter Sisulu, quien rápidamente se convierte en un gran amigo e influye en sus ideas políticas. Sisulu lo ayuda a conseguir trabajo, a finalizar sus estudios de derecho y le presenta a su prima Evelyn Mase, con quien Mandela se casa en 1944.

 

Su liderazgo se hace escuchar

Las personas que lograron convivir con él mencionan que tenía mucha confianza en sí mismo, valentía, integridad y que su extraordinaria personalidad atraía a muchos. Sisulu, su gran amigo lo integra en un movimiento contra la opresión de los negros sudafricanos, el congreso Nacional Africano (ANC), donde rápidamente se demuestran sus dotes de líder y se convierte en uno de los fundadores de la Liga de la Juventud del Congreso que se vuelve un grupo dominante del ANC con una ideología de socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.

Para desgracia de Mandela, y muchos otros negros africanos, en 1948 toma el poder el Partido Nacional en Sudáfrica, mejor conocido como el régimen del “apartheid” al institucionalizar la segregación racial de forma más fuerte.

 

Los Afrikaaners, descendientes de los holandeses que colonizaron el país,  rápidamente impusieron un sistema de segregación y discriminación tanto social como económica, cultura, política y territorial que terminó ampliando la brecha entre razas y evidenciando cada vez más las diferencias de derechos.

 

Diversas visitas a la cárcel

Indignados ante la leyes discriminatorias e inspirados por Gandhi, el CNA buscó a través de la Liga de la Juventud con Mandela al mando en 1951-1952, comenzaron una lucha no violenta con campañas de desobediencia civil. Estos actos de desacato hacia las leyes del apartheid, terminaron en represalias severas con la detención de 8,000 personas, incluyendo a Mandela, quien fue apresado en Johannesburgo. En esta ciudad, Mandela establece el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica y adopta una ideología más enfocada en el humanismo internacionalista.

Foto: Muy historia

 

Mandela es liberado en 1955 y continua determinado a conseguir un Estado multirracial, igualitario y democrático. Durante los años siguientes convive mucho y se casa con Winnie Madikizela en 1958, aunque también durante ese tiempo, el régimen racista busca crear reservas en territorios marginales para contener a la población negra (70% de la población) llevándolos no solo a estar apartados de todo sino a vivir en la miseria.

El CNA rápidamente comienza a manifestar y realizar boicots a este plan que terminaron en la detención de gran parte de los dirigentes y a Mandela se le acusa de alta traición, aunque es liberado por falta de pruebas en 1961.

 

Durante este tiempo que Mandela permaneció en la cárcel sin derecho a juicio, se dieron diversos hechos bélicos contra manifestantes que demostraron al CNA que iba a ser imposible continuar luchando por métodos no violentos, por lo que da inicio un movimiento clandestino contra el régimen que atacaba instalaciones de importancia económica o valor simbólico, parcialmente bajo el mandato de Mandela.

En los años posteriores Mandela viaja por países africanos recaudando fondos y recibiendo instrucción militar, aunque eventualmente se le detiene y acusa de sabotaje, traición y conspiración violenta por derrocar el gobierno, y termina siendo condenado a cadena perpetua.

 

Termina la cárcel y pasa a la presidencia

Mandela es apresado por 27 años, de 1963 a 1990, período en el que se convierte en un símbolo de lucha contra el apartheid tanto dentro como fuera del país mientras el gobierno rechazaba todas las peticiones de su libertad.

Debido al personaje idealizado de Mandela como representante del sufrimiento y falta de libertad de los negros sudafricanos, el gobierno de Sudáfrica en 1984 ofrece su liberación si él acepta establecerse en uno de los territorios marginales para negros que contaba con cierta independencia, pero el se niega.

Mientras el sigue en la cárcel, su esposa Winnie continúa luchando con el CNA, alcanzando grandes puestos en el grupo.

Foto: muy historia

 

Finalmente, después de décadas de opresión e injusticias, en febrero de 1990, el presidente del Partido Nacional Frederik De Klerk, cede ante la evidencia y comienza un duro camino para terminar con la segregación racial legalizando al CNA y liberando a Mandela.

Comienza en esa fecha el desmantelamiento del apartheid y se da la transición a una democracia multirracial, con lo que tanto Mandela y De Klerk son otorgados el Premio Nobel de la Paz en 1993.

 

 

Posteriormente, en 1994, Mandela se convierte en el primer presidente negro de Sudáfrica e inicia el Plan de Reconstrucción y Desarrollo enfocado en mejorar el nivel de vida de los sudafricanos negros en educación, vivienda, sanidad y empleo, al igual que una nueva constitución en 1996.

Mandela termina su mandato en 1999, pero sienta las bases para una mejor sociedad, siendo ejemplo de la lucha por los derechos de todos los seres humanos, por la libertad y justicia.

 

El exmandatario fallece en 2013, pero continúa siendo símbolo de una nación que sufrió y se levantó de las cenizas y la ONU invita a celebrar el Día de Mandela cada año en el aniversario de su nacimiento como una oportunidad para contribuir en nuestras comunidades y formar un mundo mejor.