República Federal del Centro de América

Centroamérica logra unificarse formando la República Federal del Centro de América o las Provincias Unidas del Centro de América el 1 de julio de 1823 con la caída del Imperio de Iturbide.

8-10

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

El 1 de julio de 1823; con la caída del Imperio de Iturbide, Centroamérica logra unificarse. Se forma la República Federal del Centro de América, o las Provincias Unidas del Centro de América.

 

Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica comienzan a funcionar bajo un mismo gobierno federal. La sede era en Guatemala y el presidente Manuel José Arce. Aunque, existían gobiernos locales en cada provincia.

Transcurrieron aproximadamente 6 años en relativa paz sin muchas disputas entre los estados. Todo cambió el 13 de abril de 1829; cuando la sede de Estado se traslada de Guatemala a Quetzaltenango y asesinan al vicejefe de Guatemala.  La ciudad es ocupada y saqueada por el ejército del hondureño Francisco Morazán, quien toma el poder.

 

Datos relevantes de la República Federal del Centro de América

Durante el tiempo de la Federación Centroamericana esta se encontraba en bancarrota a nivel económico; esto debido a que no se recaudaban muchos impuestos y la explotación minera había reducido. La federación inició el comercio exterior; aunque no existían muchos productos por exportar, y entre la misma federación había poco comercio debido a la falta de carreteras para unir los territorios. A estos factores se le sumaban las deudas extranjeras surgidas para adquirir productos, las que llevaron a gran inestabilidad y preocupación.

República Federal del Centro de América
Foto: Monedas de Guatemala

 

En 1833, con Morazán como presidente de la Federación; la sede del gobierno Federal fue trasladada a San Salvador. Aunque, esto implicó que no se pudiera hacer nada para impedir que Rafael Carrera y su partido conservador tomaran el poder de Guatemala en 1838.

 

La Federación se disuelve

En mayo de 1838, el mismo Congreso Federal autoriza a los Estados de la Federación organizarse como mejor les conviniera; logrando con esto la disolución paulatina de la misma. La primera separación fue por parte de Nicaragua en abril de 1838.

Le siguieron la separación de Honduras y Costa Rica en noviembre de 1838; dejando únicamente a dos países como parte de la Federación. El Salvador finalmente abandona la Federación en febrero de 1841 y por último se funda la República de Guatemala en 1847.

 

La República Federal tuvo diversos puntos de quiebre que llevaron a  que esta se disolviera; entre ellos el localismo, el aislamiento, la discriminación racial, la rivalidad, los escasos caminos abiertos. También deben considerarse como causas de la disolución la caída del añil y la Revolución industrial; ya que estos evitaron que el territorio pudiera volver a unirse como bloque geográfico y económico.

 

Al finalizar este proceso, Guatemala se define como un país libre, condición que no había tenido desde la época de la conquista y colonización.