Semana Santa

La Semana Santa es una de las actividades religiosas más importantes para la comunidad cristiana del mundo y por ende, de Guatemala.

6-8

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

La Semana Santa es una de las actividades religiosas más importantes para la comunidad cristiana del mundo y por ende, de Guatemala.

 

Esta semana de celebraciones conmemora la institución de la Última Cena, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, las bases de la fe y la promesa de la vida eterna recordando el sacrificio realizado por salvar a la humanidad. Esta semana celebrada año con año inicia la primera luna llena después del solsticio de primavera (21 de marzo), variando cada año entre esa fecha y el 19 de abril según el ciclo lunar.

Esta fiesta, a pesar de ser una celebración mundial, se vive de distinta manera influenciada por la cultura de cada país; aunque las fiestas a guardar son las mismas. La semana Santa inicia con la conmemoración de la entrada de Jesús a Jerusalén en el conocido como Domingo de Ramos donde se recuerda, según el Nuevo Testamento, la entrada de Jesús montado en un asno y recibido por una multitud que colocaba ramos y mantos en su camino; acción que se toma como una de las bases para la elaboración de alfombras en Guatemala, que es un rasgo distintivo y único de la celebración de esta semana en el país.

 

Luego de este domingo, del  Lunes al Miércoles Santo se realizan velaciones de las distintas imágenes que salen en procesión el resto de días, se elaboran las alfombras y huertos con ofrendas de frutos de cada región en donde fieles rezan como parte de la herencia cultural.

Los días y actividades más importantes suceden entre Jueves Santo y Domingo de Resurrección. El Jueves Santo se recuerda la institución de la Eucaristía con la celebración de la Última Cena en donde se comparte el pan y el vino y se manda a continuar con la práctica en nombre de Jesús. El jueves también se recuerda el arresto de Jesús y la oración en el huerto de Getsemaní, situación que se representa en muchos rincones de Guatemala con la fabricación de altares que simbolizan el huerto y se lee el evangelio del día haciendo reflexión de los sucesos.

 

El Viernes Santo se recuerda cuando Jesús fue condenado a muerte en la cruz y se hacen representaciones del camino hacia el monte Calvario, finalizando con momentos solemnes y oraciones a las 3 de la tarde, que es cuando se considera fue la hora aproximada de la muerte. El Sábado Santo es un día de vigilia y reflexión recordando la muerte pero esperando la resurrección. En Guatemala, este día se caracteriza por realizar la Procesión de la Soledad, en donde una imagen de la Virgen María, vestida de Luto sale a las calles en búsqueda de su hijo por su promesa de resurrección.

 

Esa noche se realiza la bendición del agua y el fuego que es el momento antes del anuncio de la resurrección que se realiza temprano en la mañana del Domingo de Resurrección celebrando la derrota de la muerte con la vida del Hijo de Dios.

A pesar de realizar celebraciones especiales en toda la República de Guatemala, las celebraciones en Antigua Guatemala son las más concurridas y visitadas por turistas debido a su carácter único que combina tradición, religiosidad y escenarios especiales que hacen que los visitantes y participantes experimenten de una forma distinta la espiritualidad de la época. Durante el tiempo de Cuaresma, en Antigua Guatemala se realizan diversas actividades preparativas como la velación de imágenes, la realización de cortejos procesionales previos y elaboración de alfombras y huertos terminando con las procesiones más importantes el Viernes y Sábado Santo y el Domingo de Resurrección.

La mayoría de las imágenes de las procesiones fueron talladas,  encarnadas (dar la tonalidad de carne a la imagen), vestidas y decoradas con elementos reales entre 1600 y 1800, convirtiendo estas representaciones en arte que debe ser preservado y admirado también por su valor histórico.

 

Foto: Archivo
Foto: Archivo
Foto: Archivo